Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los tipos de virus de inmunodeficiencia humana (VIH), derivados de lentivirus de primates, constituyen los agentes etiológicos del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida). La enfermedad se describió por primera vez en 1981, y el VIH-1 se aisló a fines de 1983. Desde entonces, el sida se ha convertido en una epidemia mundial, expandiéndose en alcance y magnitud en la medida que las infecciones por VIH han afectado a diferentes poblaciones y regiones geográficas. En la actualidad hay millones de personas infectadas en todo el mundo; los individuos, una vez infectados, lo siguen siendo durante toda su vida. En el término de un decenio, sin tratamiento, la mayor parte de los individuos infectados por el VIH terminan por mostrar infecciones letales oportunistas, como consecuencia de las deficiencias inducidas por este virus en el sistema inmunitario. El sida es uno de los problemas de salud pública más importantes a nivel global, en lo que va del siglo XXI. El desarrollo de la terapia antirretroviral altamente activa (HAART, highly active antiretroviral therapy), para la supresión crónica de la replicación del VIH y la prevención del sida, ha sido un logro importante en el tratamiento del VIH.

PROPIEDADES DE LOS LENTIVIRUS

En el cuadro 44–1 se resumen las propiedades importantes de los lentivirus, miembros de un género de la familia Retroviridae.

CUADRO 44–1Propiedades importantes de los lentivirus (retrovirus no oncógenos)

Estructura y composición

El VIH es un retrovirus, un miembro del género Lentivirus, y posee muchas de las características fisicoquímicas típicas de la familia (véase capítulo 43). La característica morfológica peculiar del VIH es poseer un nucleoide cilíndrico en el virión maduro (fig. 44–1). El nucleoide en forma de barra y que constituye ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.