Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La microbiología médica diagnóstica está relacionada con el diagnóstico etiológico de la infección. Los procedimientos de laboratorio utilizados en el diagnóstico de las enfermedades infecciosas en los seres humanos son los siguientes:

  1. Identificación morfológica del agente en tinciones de muestras o secciones de tejidos (microscopia de luz y microscopia electrónica).

  2. Detección del agente en muestras obtenidas de pacientes mediante análisis de antígeno (aglutinación de látex, inmunoensayo enzimático, etc.) o análisis de ácido nucleico (hibridación de ácido nucleico, reacción en cadena de la polimerasa [PCR, polymerase chain reaction], secuenciación, etc.).

  3. Aislamiento del cultivo e identificación del agente. Pruebas de susceptibilidad del agente por métodos de cultivo o ácido nucleico, cuando corresponda.

  4. Demostración de la existencia de anticuerpos significativos o respuestas inmunitarias mediadas por células a un agente infeccioso.

En el campo de las enfermedades infecciosas, los resultados de las pruebas de laboratorio dependen en gran medida de la calidad de la muestra, el momento y el cuidado con el que esta se recolecta y transporta, y la capacidad técnica y la experiencia del personal del laboratorio. Aunque los médicos deben ser competentes a la hora de realizar algunas pruebas microbiológicas simples y determinantes (realizar montajes húmedos directos de ciertas muestras, hacer un frotis teñido con Gram y examinarlo microscópicamente, y rayar una placa de cultivo), los detalles técnicos de los procedimientos más complicados se dejan, por lo general, en manos de microbiólogos entrenados. Los médicos que se ocupan de procesos infecciosos deben saber cuándo y cómo tomar las muestras, qué análisis de laboratorio solicitar y cómo interpretar los resultados.

Este capítulo analiza la microbiología diagnóstica de enfermedades bacterianas, fúngicas y virales. El diagnóstico de infecciones parasitarias se analiza en el capítulo 46.

COMUNICACIÓN ENTRE EL MÉDICO Y EL LABORATORIO

La microbiología diagnóstica abarca la detección y caracterización de miles de agentes que causan o están asociados con enfermedades infecciosas. Las técnicas utilizadas para caracterizar los agentes infecciosos varían mucho según el síndrome clínico y el tipo de agente considerado, ya sea virus, bacteria, hongo o parásito. Debido a la gran variedad de pruebas disponibles para el diagnóstico de las enfermedades infecciosas y a la necesidad de su interpretación, la información clínica es mucho más importante para la microbiología diagnóstica que para la química clínica o la hematología. El médico debe hacer un diagnóstico tentativo en lugar de esperar hasta que los resultados de laboratorio estén disponibles. Cuando se solicitan pruebas, el médico debe informar al personal del laboratorio sobre el diagnóstico tentativo (tipo de infección o agentes infecciosos sospechosos). El etiquetado adecuado de las muestras incluye dichos datos clínicos, así como los datos de identificación del paciente (al menos dos métodos de identificación definitiva), el nombre del médico solicitante y la información de contacto pertinente.

Muchos microorganismos patógenos crecen lentamente, y pueden pasar días o incluso semanas antes de poder ser aislados ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.