Skip to Main Content

PUNTOS CLAVE

Puntos clave

  1. La fisiología de la vesícula biliar, el árbol biliar y el esfínter de Oddi están regulados por una compleja interacción de hormonas y entradas neuronales que coordinan la liberación de bilis con el consumo de alimentos. Las disfunciones vinculadas con esta actividad se relacionan con el desarrollo de las patologías de la vesícula biliar como se describe en este capítulo.

  2. En los países occidentales, el tipo más frecuente de cálculos biliares son los de colesterol. La patogénesis de estos cálculos se asocia a la sobresaturación de la bilis con colesterol y la precipitación subsiguiente.

  3. Se ha demostrado que la colecistectomía laparoscópica es segura y eficaz, y se ha convertido en el tratamiento de elección para los cálculos biliares sintomáticos. El conocimiento de las diversas anomalías anatómicas del conducto y la arteria císticos es fundamental para guiar la disección de estas estructuras y evitar lesiones en el conducto biliar común durante la colecistectomía.

  4. Las lesiones comunes de las vías biliares, aunque son poco frecuentes, pueden ser devastadoras para los pacientes. La exposición adecuada del triángulo hepatocístico (Calot) para obtener una visión crítica de la seguridad y una identificación cuidadosa de las estructuras anatómicas son clave para evitar estas lesiones. Una vez que se diagnostica una lesión del conducto biliar, los mejores resultados se ven en los grandes centros de referencia con cirujanos biliares experimentados, y tal vez se necesite que los pacientes sean transferidos.

  5. El factor de riesgo principal para la enfermedad de la vesícula biliar en los países occidentales es la colelitiasis. Las principales complicaciones incluyen colecistitis, coledocolitiasis, colangitis y pancreatitis biliar. La colelitiasis también es el principal factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de la vesícula biliar.

  6. Los carcinomas de la vesícula biliar o los conductos biliares, tienen por lo general un mal pronóstico porque los pacientes casi siempre se presentan tarde en el proceso de la enfermedad y tienen una respuesta deficiente a la quimioterapia y la radiación. La cirugía ofrece la mejor oportunidad de supervivencia y proporciona buenos resultados a largo plazo en pacientes con la enfermedad en etapa temprana.

ANATOMÍA

Vesícula biliar

La vesícula biliar es una bolsa en forma de pera que mide alrededor de 7 a 10 cm de largo, con una capacidad promedio de 30 a 50 mL. Cuando se obstruye, puede dilatarse notablemente y contener hasta 300 mL de líquido. La vesícula biliar se encuentra en una fosa anatómica en la superficie inferior del hígado. La línea de Cantle, un plano vertical que se extiende desde la fosa de la vesícula biliar en dirección anterior a la vena cava inferior (IVC, inferior vena cava) divide posteriormente el hígado en los lóbulos derecho e izquierdo. La vesícula biliar se divide en cuatro áreas anatómicas: el fondo, el cuerpo, el infundíbulo y el cuello. El fondo es el extremo redondeado y ciego que normalmente se extiende ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.