Skip to Main Content

PUNTOS CLAVE

Puntos clave

  1. Hubo un cambio de paradigma en el manejo quirúrgico de la enfermedad de Graves con un mayor uso de la tiroidectomía total o casi total, en lugar de la tiroidectomía subtotal.

  2. El cáncer de tiroides no medular familiar se reconoce cada vez más como una entidad separada. Los cirujanos deben ser conscientes de la posibilidad de una biopsia por aspiración con aguja fina falsa negativa en este contexto.

  3. Las biopsias por aspiración con aguja fina ahora se clasifican en seis grupos, según el riesgo de malignidad asociada con cada grupo (criterios de Bethesda).

  4. Las variantes foliculares encapsuladas de los cánceres papilares de la tiroides ahora se denominan neoplasias foliculares tiroideas no invasivas con características nucleares de tipo papilar (NIFTP, noninvasive follicular thyroid neoplasm with papillary-like nuclear features).

  5. La lobectomía o la tiroidectomía total/casi total se consideran tratamientos adecuados para los cánceres de tiroides de bajo riesgo. Algunos cánceres papilares pequeños de tiroides (<1 cm) se pueden seguir con vigilancia activa.

  6. La paratiroidectomía por miniincisión focalizada, después de la localización apropiada, se ha convertido en el procedimiento de elección para el tratamiento del hiperparatiroidismo primario esporádico.

  7. Se ha demostrado que la paratiroidectomía mejora los síntomas clásicos y los llamados síntomas inespecíficos y las complicaciones metabólicas del hiperparatiroidismo primario.

  8. El hiperparatiroidismo normocalcémico se reconoce cada vez más; sin embargo, no existen pautas definitivas para el manejo.

  9. Los niveles muy altos de calcio y de hormonas paratiroideas en un paciente con hiperparatiroidismo primario deben alertar al cirujano sobre la presencia de un posible carcinoma de paratiroides.

  10. El síndrome de Cushing subclínico se caracteriza por anomalías sutiles en la síntesis de corticosteroides, y muchas de sus manifestaciones parecen tratarse con una suprarrenalectomía.

  11. La biopsia por aspiración con aguja fina tiene un papel muy limitado en la valoración de los incidentalomas suprarrenales, a menos que el paciente haya tenido un cáncer anteriormente, y sólo debe practicarse después de que se hayan realizado los estudios bioquímicos apropiados para descartar el feocromocitoma.

  12. La suprarrenalectomía laparoscópica se ha convertido en el procedimiento de elección para la extirpación de la mayoría de las lesiones suprarrenales, excepto los cánceres conocidos o sospechosos.

TIROIDES

Antecedentes

El bocio (del latín guttur, garganta), definido como un agrandamiento de la tiroides, ha sido reconocido desde el año 2700 a.C., aunque la glándula tiroides no se documentó como tal hasta el periodo del Renacimiento. En 1619, Hieronymus Fabricius ab Aquapendente reconoció que el bocio surgía de la glándula tiroides. Sin embargo, el término glándula tiroides (del griego thyreoeides, que significa en forma de escudo) se atribuye a Thomas Wharton en su Adenografía (1656). En 1776, Albrecht von Haller clasificó la tiroides como una glándula sin conductos y se pensó que tenía numerosas funciones que iban desde la lubricación de la laringe hasta actuar como un reservorio de sangre para proporcionar un flujo continuo al cerebro y para ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.