Skip to Main Content

PUNTOS CLAVE

Puntos clave

  1. La fragilidad, la demencia y el deterioro funcional contribuyen significativamente a la morbilidad y la mortalidad después de la cirugía. La valoración de estos factores de riesgo es esencial en una población de ancianos.

  2. Las vías perioperatorias geriátricas son eficaces para prevenir el delirio, una complicación posoperatoria mórbida y costosa que se asocia con deterioro cognitivo.

  3. Los datos basados en la población demuestran que la mortalidad después de la cirugía de urgencia y la cirugía oncológica de alto riesgo es sustancialmente superior en ancianos que en una población más joven.

  4. La función cardiaca dañada es responsable de más de la mitad de las muertes posoperatorias en pacientes ancianos, por lo que se debe prestar atención al estado del volumen intravascular en el periodo perioperatorio.

  5. Muchos ancianos frágiles experimentan una disminución funcional significativa y sostenida después de la cirugía.

  6. Los ancianos con patología abdominal aguda (apendicitis, colecistitis) a menudo no tienen fiebre, conteo elevado de glóbulos blancos, ni hallazgos físicos de peritonitis.

INTRODUCCIÓN

A medida que la población envejece, un número creciente de ancianos desarrollará enfermedades quirúrgicas. Se espera que el segmento de la población estadounidense de 65 años o más se duplique para 2050. Los ancianos presentan desafíos únicos en el manejo y en la toma de decisiones quirúrgicas. La acumulación de condiciones comórbidas y la vulnerabilidad fisiológica que se producen con la edad, ponen a los ancianos en alto riesgo de morbilidad y mortalidad superiores después de la cirugía. Es esencial que los cirujanos se acerquen a ellos con un nuevo conjunto de habilidades y conocimientos para brindar una atención óptima a esta población vulnerable. Se requiere una comprensión integral de las vulnerabilidades específicas de los ancianos (síndromes geriátricos y factores de riesgo), para estimar con precisión el riesgo quirúrgico, informar la toma de decisiones quirúrgicas y guiar el manejo perioperatorio. En este capítulo: a) se analizan las condiciones fisiológicas que son comunes en los ancianos y que resultan esenciales para la valoración del riesgo quirúrgico en aquellos que están considerando una cirugía, b) se describen las mejores prácticas en la atención perioperatoria para el anciano, y c) se analizan las consideraciones especiales y las dificultades comunes para las afecciones quirúrgicas que son frecuentes en los ancianos.

SÍNDROMES GERIÁTRICOS

Aproximadamente un tercio de los ancianos que se someten a cirugía image vascular y urológica padece síndromes geriátricos.1,2 Este término se usa para describir afecciones clínicas que no encajan en categorías de enfermedades como tal, pero que pueden tener un impacto negativo importante en la calidad de vida y ocasionar discapacidades. Los síndromes geriátricos a menudo involucran múltiples factores subyacentes y sistemas de órganos (es decir, causas múltiples de una manifestación unificada)3 e incluyen fragilidad, caídas, delirio, desnutrición, mareos, síncope, incontinencia urinaria y úlceras por presión, entre otros. Estos síndromes pueden estar presentes antes de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.