Skip to Main Content

TRATAMIENTO DE LA PREECLAMPSIA

Antecedentes

Los trastornos hipertensivos del embarazo representan la complicación más común durante la gestación. Afectan aproximadamente al 15% de los embarazos y representan casi el 18% de todas las muertes maternas en el mundo, con un estimado de 62 000 a 77 000 muertes por cada año. En México, de acuerdo con reportes del observatorio nacional de vigilancia epidemiológica, se reportaron 722 muertes maternas en el año 2017, lo cual representa una RMM de 32 (Razón de Mortalidad Materna, muertes maternas por cada 100,000 nacimientos estimados), lo que representa una reducción del 9.4% con respecto a lo registrado en la misma fecha del año previo. La enfermedad hipertensiva en el embarazo, el parto y puerperio es el 21.9% de todas las causas de muertes consideradas como evitables.1

En la actualidad, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists: ACOG Task Force on Hypertension in Pregnancy, 2019) clasifica a la preeclampsia con y sin características de severidad,1 lo que anteriormente se conocía como preeclampsia leve y severa (ACOG, 2013), y recomienda que en la mujer con embarazo y trastorno hipertensivo sea clasificada la presencia o ausencia de características de severidad de acuerdo con los criterios establecidos por el ACOG. El espectro clínico de la preeclampsia varía desde una forma leve hasta una severa. En la mayoría de las mujeres, la progresión a través de este espectro es lenta y el diagnóstico de preeclampsia sin datos de severidad debe ser interpretado como una fase de la enfermedad. En otras mujeres la enfermedad progresa más rápidamente, cambiando a una forma con datos de severidad en días o semanas. En los casos más graves, la progresión puede ser fulminante, con evolución a eclampsia en cuestión de días o incluso horas. Por lo tanto, el objetivo más importante es la prevención de la morbimortalidad materna y perinatal.

Por cada mujer que muere, se estima que otras 20 pacientes pueden sufrir morbilidad severa o discapacidad (un incremento en el riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2). La proporción de las mujeres que sobreviven a complicaciones maternas graves por preeclampsia ha sido propuesta como un indicador útil para la evaluación de la calidad de la atención. Esta enfermedad puede amenazar la vida e incrementar la morbilidad y mortalidad materna y fetal.2

Clasificación y definición

Preeclampsia leve o preeclampsia sin criterios de severidad

La evidencia de preeclampsia puede aparecer muchas semanas después del inicio de la hipertensión gestacional. Está definida como hipertensión que se presenta en el embarazo (TA sistólica ≥ 140 mmHg o TA diastólica ≥ a 90 mmHg), detectada en 2 ocasiones con un margen de al menos 4 horas después de la semana 20 de gestación, en una mujer con presión arterial normal antes del embarazo, y uno o más ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.