Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El tracto respiratorio superior (TRS) está compuesto por la orofaringe, la nasofaringe, la epiglotis, la laringe, los senos paranasales y el oído medio. Las infecciones del TRS son de las causas más frecuentes de consulta médica en la población, y donde los infantes o las personas de la tercera edad son especialmente susceptibles a enfermedades y complicaciones generadas por estos factores. La infección más frecuente es la faringitis; sin embargo, se puede presentar una patología en todas las estructuras involucradas y a menudo implicar más de una.

El origen de la mayoría de las enfermedades del TRS es viral y se pueden considerar autolimitadas, salvo en los menores de un año, donde se pueden presentar complicaciones serias, o en pacientes donde se afectan otras estructuras del sistema respiratorio como los pulmones. En diagnóstico clínico la importancia radica en discriminar el origen de la infección para evitar el uso excesivo e innecesario de antibióticos, ya que en la mayoría de las ocasiones una infección común es el resultado de la interacción entre virus y bacterias, o por el desequilibrio microbiota orofaríngea normal.

La infección simultánea por bacterias y virus puede agravar el curso de la enfermedad, la mejor descrita es el sinergismo entre el virus influenza y Streptococcus pneumoniae. Por lo general la enfermedad inicia con el rompimiento de la barrera del tejido epitelial, probablemente como resultado de la replicación intracelular de los virus, lo cual permite que microorganismos como S. pneumoniae, Staphylococcus aureus o Moraxella catarrhalis se instalen como agentes infecciosos. Se han reportado interacciones entre diversos organismos (figura 4–1).

Figura 4–1.

Dinámica de interacciones entre microorganismos en la nasofarínge. Modificado de Bosch, 2013 doi:10.1371/journal.ppat.1003057.g003. Las líneas azules representan interacciones sinérgicas mientras que las rojas antagónicas.

A partir de la patología el médico determinará si es necesario ordenar un análisis microbiológico, en caso de sospechar que el agente infeccioso se trata de una bacteria; en caso de que la clínica sugiera una infección viral, como el caso de los virus de influenza, la mayoría de las ocasiones se puede recurrir a métodos moleculares que permitan la identificación del virus en cuestión.

Faringe

La faringitis es de las causas más frecuentes de consulta, entre 70 y 80% de las infecciones son causadas por virus; sin embargo, las bacterias pueden ocasionar un cuadro complicado que requiera el uso de antibióticos, particularmente las faringitis causadas por estreptococo β hemolítico Streptococcus pyogenes, principal agente causal de la faringitis estreptocócica. Los microorganismos que normalmente colonizan la faringe pueden llegar a ser patógenos oportunistas; de igual manera, la presencia de patógenos no siempre se caracteriza por la manifestación de la enfermedad, y la población de microorganismos puede variar en función tanto de la edad como de la condición inmunológica o ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.