Skip to Main Content

LEIOMIOMAS

Patogenia

A menudo llamados simplemente miomas, los leiomiomas uterinos son neoplasias benignas de músculo liso que generalmente se originan a partir del miometrio. A menudo se cita que su prevalencia entre las mujeres es de 10% a 20%, pero en estudios ecográficos es tan alta como de 70% a 80% (Baird, 2003; Marshall, 1997).

En términos generales, un leiomioma en espiral, de color blanquecino, característico, es autónomo de su miometrio circundante debido a una delgada capa externa de tejido conectivo (figura 9–1); este plano de escisión importante en clínica permite que los leiomiomas se disequen con facilidad del útero durante la intervención quirúrgica. El aporte sanguíneo dentro de estos tumores es tenue y, así, los miomas suelen quedar sujetos a isquemia y necrosis. Después de la necrosis, su músculo liso queda reemplazado con diversas sustancias degenerativas. Las formas incluyen hialina, calcificada, quística, mixoide, roja y adiposa, y estos cambios importantes deben reconocerse como variantes normales.

FIGURA 9–1.

A. El estudio al microscopio revela que los leiomiomas están compuestos de células de músculo liso ahusadas, laxas, caracterizadas por núcleos alargados, de extremos romos y citoplasma eosinófilo ahusado. Las células están dispuestas en fascículos entrelazados que se intersecan en ángulos rectos. B. La interfaz (asterisco) entre el leiomioma (L) y el miometrio adyacente (M) puede observarse a simple vista y al microscopio. Estos tumores por lo general son más celulares que el miometrio circundante. (Reproducida con autorización del Dr. Kelley Carrick).

Cada leiomioma se deriva de un solo miocito progenitor; después de su génesis, los leiomiomas uterinos son tumores sensibles a estrógeno y progesterona. Además, estos tumores tienen densidades más altas de receptores de progesterona y estrógeno en comparación con el miometrio circunvecino. La progesterona se considera el mitógeno crucial para el crecimiento y desarrollo del leiomioma uterino, a su vez, el estrógeno funciona para regular en dirección ascendente y mantener los receptores de progesterona (Ishikawa, 2010).

Para ayudar a mantener y promover el crecimiento, los leiomiomas mismos crean un ambiente hiperestrogénico local (Bulun, 1994; Englund, 1998). Asimismo, en algunos estados o enfermedades hay exposición sostenida a estrógeno, lo que estimula el crecimiento del leiomioma. Los ejemplos son menarquia temprana, obesidad y síndrome de ovario poliquístico (Wise, 2005, 2007). Pese a esta capacidad de respuesta hormonal, los anticonceptivos orales combinados (COC, com­bination oral contraceptive) no inducen la formación de mioma (Qin, 2013). Finalmente, el uso de acetato de medroxiprogesterona de depósito (DMPA, depot medroxyprogesterone acetate) en afroamericanas jóvenes se asocia con riesgo más bajo de mioma (Harmon, 2015).

La raza y la edad son factores notables en la formación de mioma. Los miomas son raros en la adolescencia, pero las tasas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.