Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La endometriosis es una afección ginecológica frecuente en la que el tejido endometrial emerge fuera de la cavidad uterina. El tejido endometrial ubicado dentro del miometrio se denomina adenomiosis y se trata en el capítulo 9 (Enfermedades benignas del útero, Adenomiosis). Debido a que su base molecular está ahora mejor entendida, la endometriosis se ve más como una enfermedad sistémica, con los implantes de endometrio que conducen a una respuesta inflamatoria. Aunque algunas mujeres que la padecen pueden estar asintomáticas, muchas otras presentan subfecundidad o diversas formas de dolor pélvico crónico (CPP, chronic pelvic pain). La endometriosis afecta a menudo a las mujeres durante sus primeros años de escolaridad o de carrera, lo que puede dañar de forma profunda y a largo plazo su desarrollo profesional o social (Lamvu, 2019). Como es una enfermedad dependiente de estrógenos, el tratamiento basado en hormonas es el método de elección. Sin embargo, si la enfermedad no responde al tratamiento médico, se puede requerir cirugía.

EPIDEMIOLOGÍA

Aproximadamente 10% de todas las mujeres en edad reproductiva se ve afectado por la endometriosis (Rogers, 2009). Dado que muchas mujeres son asintomáticas, la verdadera prevalencia es difícil de cuantificar. Las modalidades de imagen de cualquier compartimento pélvico por lo general tienen especificidad baja (Wall, 2015), por tanto, el método de diagnóstico de elección es la laparoscopia, con o sin biopsia para el diagnóstico histológico (Dunselman, 2014). Con esto, la incidencia anual de endometriosis diagnosticada por medios quirúrgicos es de 1.6 casos por 1000 mujeres en edad reproductiva (Houston, 1987). En mujeres asintomáticas, la prevalencia de endometriosis varía entre 6% y 11%, de acuerdo con la población estudiada y el método de diagnóstico (Buck Louis, 2011; Mahmood, 1991). La endometriosis es más frecuente y las tasas de prevalencia se encuentran entre 20%–50% entre las pacientes con infertilidad. En aquéllas con dolor pélvico crónico, oscila entre 40%–50% (Balasch, 1996; Eskenazi, 2001; Meuleman, 2009). Casi dos tercios de las adolescentes sometidas a laparoscopia diagnóstica por dolor pélvico tienen evidencia de endometriosis (Janssen, 2013).

De los posibles factores de riesgo, la masa corporal baja parece correlacionarse de manera positiva con el riesgo de endometriosis (Peterson, 2013; Shah, 2013). La menarquia temprana, en especial antes de los 14 años de edad, conlleva mayor riesgo de esta enfermedad. Del mismo modo, las nulíparas tienen riesgo mayor que quizá sea secundario a un mayor número de ciclos ovulatorios (Missmer, 2004; Treloar, 2010; Vercellini, 2010). La evidencia de las diferencias raciales en la prevalencia es contradictoria (Jacoby, 2010).

FISIOPATOLOGÍA

Patogenia

La causa definitiva de la endometriosis aún se desconoce, pero se proponen varias teorías. La más favorecida describe la menstruación retrógrada a través de las trompas de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.