Skip to Main Content

BIOLOGÍA DEL CRECIMIENTO CANCEROSO

En principio, los fármacos son capaces de atacar al cáncer sin afectar a las células normales mediante la exploración de diferencias inherentes en sus patrones de crecimiento individual. Cada tipo de tumor tiene sus propias características, lo cual explica por qué el mismo régimen de quimioterapia no tiene la misma eficacia para todo el espectro de cánceres ginecológicos. Para elegir los fármacos apropiados y limitar la toxicidad, es preciso comprender las bases de la cinética celular y bioquímica.

Ciclo celular

Todas las células que se dividen siguen la misma secuencia básica de replicación. El tiempo de generación celular es el tiempo necesario para completar las cinco fases del ciclo celular (figura 27–1). La fase G1 (G significa intervalo [gap]) incluye varias actividades celulares, como síntesis proteínica, síntesis de RNA y reparación del DNA. Cuando se prolonga, se considera que la célula está en la fase G0 o de reposo. Las células en G1 pueden continuar la diferenciación terminal hasta la fase G0 o reingresar al ciclo celular después de un periodo de inactividad. Durante la fase S se sintetiza DNA nuevo. La fase G2 (premitótica) se caracteriza por el hecho de que las células tienen un contenido doble de DNA, ya que se preparan para la división; por último, durante la fase M ocurre la mitosis real con división cromosómica.

Figura 27–1.

Esquema del ciclo celular. Los fármacos se organizan según la fase del ciclo celular en la que son más efectivas para detener el tumor.

Por lo general, los tumores no tienen un intervalo de generación más rápido, sino que poseen más células en fase activa de multiplicación y una apoptosis (muerte celular programada) disfuncional. Por el contrario, los tejidos normales tienen una cantidad mucho mayor de células en la fase G0. Como resultado, las células cancerosas avanzan en el ciclo celular y son muy sensibles a los antineoplásicos, mientras que las células normales en G0 se encuentran protegidas; esta disparidad en el patrón de crecimiento es el fundamento para la eficacia de los antineoplásicos.

Crecimiento de células cancerosas

Los tumores se caracterizan por un patrón de crecimiento tipo Gompertz. En pocas palabras, conforme la masa tumoral crece requiere tiempos cada vez más prolongados para duplicar su tamaño. Cuando un cáncer es microscópico e impalpable, el crecimiento es exponencial; sin embargo, conforme el tumor crece, el número de células que se multiplican disminuye por la irrigación limitada y la mayor presión intersticial.

Cuando un tumor está en la fase exponencial del crecimiento de Gompertz debe ser más sensible a la quimioterapia, porque un mayor porcentaje de las células se encuentra en la fase activa del ciclo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.