Skip to Main Content

46–1. HISTERECTOMÍA ABDOMINAL RADICAL (TIPO III)

En el capítulo 30 (Cáncer cervicouterino, Histerectomía) se definen los cinco “tipos” de histerectomía. De éstos, la histerectomía radical difiere de la histerectomía simple en que se realiza resección amplia de parametrios, tejido paravaginal y linfáticos para lograr márgenes negativos para tumor. Descrita en esta sección, la histerectomía tipo III (radical) está indicada principalmente para el cáncer cervicouterino en etapa IB1 a IIA o para recurrencias centrales pequeñas después de radioterapia o bien, para cáncer endometrial en etapa clínica II cuando el tumor se ha extendido al estroma del cuello uterino (Koh, 2018a, 2019).

La mayoría de las mujeres con cáncer cervicouterino se tratan con laparotomía e histerectomía radical. Aunque la histerectomía radical tipo III puede realizarse con cirugía de mínima invasión (MIS, minimally invasive surgery), estudios epidemiológicos y prospectivos recientes sugieren tasas más bajas sin enfermedad y menor supervivencia general en aquellas tratadas con cáncer cervicouterino con cirugía de mínima invasión en comparación con aquellas sometidas a histerectomía radical abdominal abierta (Melamed, 2018; Ramirez, 2018). Las especulaciones para estas diferencias en la supervivencia incluyen la inserción de un manipulador uterino, manipulación del tumor durante la resección paracervical y el neumoperitoneo durante la colpotomía. Hasta que se completen trabajos adicionales para identificar las verdaderas causas de esta disminución en la tasa de supervivencia, los autores ofrecen histerectomía radical abierta como la modalidad preferida para el tratamiento quirúrgico del cáncer cervicouterino. Algunos médicos continúan ofreciendo la histerectomía radical tipo III realizada por cirugía de mínima invasión en casos selectos y es necesario tener una discusión cuidadosa y compartir la toma de decisiones con la paciente.

ETAPA PREOPERATORIA

Valoración de la paciente

La histerectomía radical no es un procedimiento apropiado para mujeres con cánceres en etapas avanzadas (etapa IIB a IV). La estadificación clínica precisa es de gran importancia para elegir este procedimiento quirúrgico. Es obligada la exploración pélvica bajo anestesia con cistoscopia y proctoscopia para los cánceres cervicouterinos pequeños; la estadificación clínica debe completarse antes de realizar el procedimiento quirúrgico, la cual se describe en el capítulo 30 (Cáncer cervicouterino, Estadificación). A fin de refinar la selección de pacientes, para la mayor parte de las pacientes con tumores cervicouterinos visibles de forma macroscópica, debe realizarse tomografía computarizada abdominopélvica o resonancia magnética para identificar metástasis a ganglios linfáticos o extensiones tumorales locales no detectadas. La resolución de tejidos blandos ofrecida por la resonancia magnética nuclear puede ser especialmente útil para descartar invasión de parametrios, que podría beneficiarse de la radioterapia primaria (Kong, 2016). Se ha dicho que existen limitaciones en lo que puede detectarse con fiabilidad en la etapa preoperatoria (Chou, 2006).

Consentimiento informado

Las mujeres sometidas a histerectomía deben recibir asesoramiento específico con respecto a la pérdida de la fertilidad. En aquellas en quienes ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.