Skip to Main Content

DEFINICIÓN

La osteoartritis (OA) es una entidad caracterizada por la degradación del cartílago hialino, progresión lenta, con diferentes factores de riesgo para su aparición y progresión (edad, obesidad, influencia genética, factores traumáticos, biomecánicos, etc.), que en fases avanzadas condiciona desbalance en la síntesis y reparación del cartílago articular. Es la causa principal de discapacidad y disminución de la calidad de vida en los países desarrollados, ocasionando una gran carga económica en los sistemas de salud. Pese a los grandes avances alcanzados en los últimos años, sobre todo en la etiología, fisiopatología y tratamiento, su incidencia y prevalencia continúan siendo elevadas, y se ha logrado considerarla, como un trastorno que afecta a la articulación en su totalidad y no solo como un proceso de envejecimiento o “desgaste” articular.

Aunque diversos sinónimos han sido utilizados para la OA: artrosis, enfermedad articular degenerativa, para fines de esta revisión usaremos osteoartritis.

El espectro de la OA es variable por lo que esta puede ser definida desde el punto de vista patológico, radiológico o clínico. Pese a estas dificultades, algunos autores la definen como el resultado de un desequilibrio en la homeostasis condrocitaria, condicionando una falta de acoplamiento entre degradación y síntesis de los distintos componentes de la matriz extracelular con una franca tendencia hacia los procesos catabólicos. La alteración en la homeostasis condrocitaria pone como clave fisiopatológica a dicha célula especializada. Recientes estudios proponen otras estructuras articulares que también participan en el inicio y progresión de la enfermedad. De tal manera que en la actualidad se habla de OA como fracaso o insuficiencia global articular, comprometiendo a todas las estructuras articulares; desde los tejidos blandos periarticulares, el cartílago hasta la cápsula y los ligamentos, con especial importancia la interacción entre cartílago hialino normal, hueso subcondral y sinovio, éste último sobre todo en las fases más crónicas. Esta degeneración articular en su totalidad está caracterizada por el adelgazamiento del cartílago con disminución del espacio articular, formación de osteofitos, esclerosis subcondral, formación de quistes y deformidad. Clínicamente puede estar acompañada por dolor articular de tipo mecánico, rigidez particularmente después del reposo, crecimiento óseo, hipertrofia sinovial y derrame articular, limitación en los arcos de movilidad, así como disminución en la funcionabilidad de la articulación afectada, hallazgos que se describirán a mayor detalle.

La definición de OA radiológica usualmente requiere la presencia de osteofitos con o sin disminución del espacio articular (figura 12–1). Durante décadas la valoración radiológica de la OA ha sido considerada el estándar de oro para su valoración y definición, el puntaje radiológico de Kellgren-Lawrence (KL) ha sido el más usado durante décadas2, este puntaje lo divide en 5 grados de OA del 0 al 4, definiendo a la OA por la presencia única de osteofitos y en diversos grados de acuerdo a la presencia sucesiva de disminución del espacio articular, esclerosis subcondral, quistes y deformidad (cuadro 12–1).

Figura 12–1.

Radiografía ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.