Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La corteza cerebral es una estructura neuronal extremadamente compleja derivada del telencéfalo, es decir, la porción más rostral del tubo neural primigenio. Constituye una estructura muy especializada que se organiza regionalmente en derivados filogenéticos que avanzan en complejidad estructural y funcional desde los más antiguos (como arqui y paleocorteza) a la más reciente neocorteza, que alcanza en el H. sapiens su máximo desarrollo y sirve a muchas de las funciones cognitivas que describiremos a continuación. Las distintas regiones se especializan aproximadamente en ciertas funciones específicas, como veremos más adelante. La máxima complejidad es alcanzada en la neocorteza, que tiene una estructura microscópica laminar de 6 capas, numeradas desde la I (más cerca de la superficie del cerebro) a la VI (más cercana a la sustancia blanca hemisférica). Pese a la variedad regional de funciones de la neocorteza (véanse la figura 14–1 y el cuadro 14–1), la estructura de seis capas se conserva, y cada capa muestra relaciones repetidas con otros sectores de la corteza cerebral y con estructuras subcorticales.

Figura 14–1

Capas de la corteza cerebral en el heterocórtex.

Cuadro 14–1

Áreas primarias y de asociación de la corteza cerebral

Las regiones evolutivamente más antiguas de corteza cerebral tienen una organización histológica distinta de la del neocórtex, e incluyen regiones filogenéticamente antiguas con 3 capas (incluyendo la circunvolución del hipocampo, estructura arquicortical cuya importancia en la emoción y la memoria se ve en este y en otros capítulos del libro) y estructuras corticales transicionales (paleocorteza) que conforman partes importantes del sistema límbico y regiones relacionadas (p. ej., circunvolución del cíngulo, corteza de la ínsula, corteza parahipocampal, entorrinal y transentorrinal, por mencionar algunas importantes).

Como vemos en la figura 14–2 y en el cuadro 14–2, a las estructuras alocorticales corresponden funciones relacionadas con el mantenimiento de la homeostasis, la emoción y las conductas relacionadas con la conservación de la vida y de la especie, funciones éstas que son descritas en otros capítulos de esta sección. En cambio, la neocorteza de seis capas es el asiento estructural de las funciones cognitivas, y por eso haremos particular hincapié en sus funciones en este capítulo.

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.