Skip to Main Content

ANATOMÍA FISIOLÓGICA Y ESTRUCTURA

El aparato digestivo empieza en la cavidad bucal, que es donde tiene lugar la masticación y salivación de los alimentos, y es donde se inicia la digestión. Además, contribuye a la deglución y la fonación. A diferencia del resto del aparato digestivo, la boca está constituida por una estructura rígida, formada por los huesos maxilares y los dientes.

La boca tiene forma de herradura abierta hacia atrás y está limitada por delante por los labios y lateralmente por las mejillas. El límite superior es el paladar, que la separa de las fosas nasales y está formado por los huesos maxilar superior y palatino, recubiertos por la fibromucosa palatina y con una estructura móvil músculo-membranosa que es el velo del paladar. El límite inferior está constituido por el diaphragma oris, que es una lámina muscular cóncava hacia arriba formada por los músculos milohioideos, sobre los que descansa la lengua, estructura muscular que participa en la morfología del esqueleto facial y en la disposición de los dientes, así como en la fonación y deglución. El límite posterior es el istmo de las fauces, que comunica con el resto del aparato digestivo y está constituido por los pilares anteriores del velo del paladar, el velo del paladar, la úvula y la base de la lengua (figura 57–1).

La inervación de la cavidad bucal procede fundamentalmente del nervio trigémino, pero también del facial, glosofaríngeo y neumogástrico (figura 57–2). La vascularización de la cavidad bucal procede de la arteria carótida externa, que da las ramas colaterales facial, lingual, dentaria inferior y maxilar interna, y la sangre venosa se recoge por la vena yugular interna.

GLÁNDULAS SALIVALES

La saliva es el primer líquido secretado por el tubo digestivo y se produce por un grupo de glándulas exocrinas, las glándulas salivales, que pueden ser mayores y menores. Las glándulas salivales mayores se hallan alrededor de la cavidad bucal, son pares y simétricas, anatómicamente bien delimitadas, tienen un conducto de excreción definido y son la parótida, submaxilar y sublingual. Las menores se abren directamente a la cavidad oral, y se distribuyen por casi toda la mucosa oral, aunque se agrupan en determinadas zonas: glándulas labiales, yugales, palatinas y linguales.

La glándula parótida es la mayor de todas, y se sitúa superficialmente por fuera de la rama ascendente de la mandíbula y por delante del conducto auditivo externo (figura 57–3). Está dividida en lóbulos y vierte su saliva a través del conducto de Stenon, que se abre en la cavidad bucal en la mucosa yugal, a la altura del segundo molar superior. Produce saliva ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.