Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Pérdida de la vista en un ojo; casi siempre es rápida, posiblemente con una progresión en “cortina caída” por todo el campo visual.

  • No hay dolor ni enrojecimiento.

  • El desprendimiento se identifica mediante oftalmoscopio.

GENERALIDADES

Casi todos los casos de desprendimiento de retina son consecuencia del desarrollo de uno o más desgarros retinianos periféricos u orificios, o ambos (desprendimiento retiniano regmatógeno) (eFig. 7–38). Esto se debe muchas veces al desprendimiento del vítreo posterior relacionado con cambios degenerativos en el humor vítreo y por lo regular se observa en personas mayores de 50 años. Las dos causas predisponentes más comunes son la miopía y la extracción de cataratas. También puede ser efecto de traumatismo ocular penetrante o no penetrante. Una vez que existe un defecto en la retina, el vítreo líquido puede pasar debajo de la capa sensitiva de dicho órgano y cuando esto se combina con tracción del vítreo y la fuerza de gravedad, el resultado es el desprendimiento progresivo.

eFigura 7–38.

Desprendimiento retiniano regmatógeno. A: imágenes ultracampimétricas (Optomap) del desprendimiento regmatógeno superior del ojo derecho, antes y después del tratamiento. 1: retina desprendida que pende del disco óptico casi oscuro (flecha blanca del contorno); gran desgarro en U (en “herradura”) en la porción superotemporal de la retina (flecha continua blanca), y desgarro retiniano redondo en la porción superonasal de la retina (flecha sólida negra). 2: cicatrices retinianas de fotocoagulación con láser alrededor de un desgarro grande en U (“en herradura”) en la zona superotemporal de la retina (flecha continua blanca) y desgarro retiniano redondo en la porción superonasal de la retina (flecha continua negra). (Utilizado con autorización de J Sherman y Optos plc.) B: imagen sin rojo de un desprendimiento retiniano por un desgarro gigante en la retina que muestra la retina desprendida (flecha con margen blanco), el borde del desgarro retiniano gigante (flecha blanca) y coroides expuesta (flecha negra). (Usado con autorización de S Kiss and Optos plc.)

El desprendimiento de retina por tracción se produce cuando hay fibrosis prerretiniana, como en la retinopatía proliferativa por retinopatía diabética o una oclusión de vena retiniana, o como complicación del desprendimiento de retina regmatógeno (eFig. 7–39). El desprendimiento exudativo de la retina es resultado de la acumulación de líquido en un plano subretiniano, como se observa en la degeneración macular senil neovascular, o de un tumor coroideo (eFig. 7–40).

eFigura 7–39.

Imagen ultracampimétrica (Optomap) del desprendimiento retiniano por retinopatía diabética proliferativa, en el que se acumula de manera predominante tejido fibrovascular en la arcada superotemporal de vasos (flecha blanca en el contorno) y que afecta al disco óptico (flecha blanca continua). (Utilizado con autorización de J Sherman y Optos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.