Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Fiebre alta en pródromo.

  • Erupción que evoluciona de pápulas a vesículas y pústulas para seguir con costras.

  • Todas las lesiones están en la misma etapa.

  • La erupción se localiza preferentemente en la cara y el extremo de extremidades (incluidas palmas y plantas).

GENERALIDADES

La gran preocupación de que se usara el virus de la viruela como un arma para el bioterrorismo hizo que se introdujera de nuevo la vacunación en algunos segmentos de la población (paramédicos y fuerzas militares).

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

El periodo de incubación de la viruela es de 12 días, en promedio (siete a 17 días). El pródromo inicia con fiebre alta, repentina, cefaleas intensas y dorsalgia. En esta fase, la persona infectada presenta una imagen de enfermedad intensa. La fase infecciosa inicia con un exantema, y luego de uno a dos días ocurre erupción cutánea. Las lesiones inicialmente son máculas que evolucionan hasta formar pápulas, después pústulas y por último, en un lapso de 14 a 18 días, costras. Se localizan preferentemente en la cara y el extremo de las extremidades. En primer lugar, el ataque se localiza en la cara y en las extremidades escapulares, después en la pélvicas y el tronco, y muestra una evolución completa en término de una semana. Las lesiones son relativamente monomórficas, en particular en cada región anatómica.

La inoculación con el virus de variolovacuna ocasiona una lesión papulosa en un lapso de dos a tres días, que evoluciona hasta transformarse en una pápula umbilicada para el cuarto día, y una lesión pustulosa al final de la primera semana. Después de esta fase hay un colapso central y surgen costras. Estas últimas finalmente se desprenden, un mes después de la inoculación. Las personas con eccema no deben vacunarse ante la amplia diseminación de enfermedad vacunal (eccema vaccinatum) que pudiera semejarse a las lesiones de la viruela. La vaccinia es moderadamente contagiosa y las personas con dermatitis atópica y enfermedad de Darier pueden presentar enfermedad generalizada grave por contacto con alguna persona recién vacunada. La variolovacuna generalizada puede ser mortal. La vacunación previa no evita la variolovacuna generalizada, pero las personas vacunadas en épocas anteriores pueden mostrar una forma más benigna de la enfermedad. En personas con alguna inmunodeficiencia sistémica puede surgir variolovacuna progresiva (vaccinia gangrenosa) que evoluciona en el sitio de inoculación primario hasta formar una gran úlcera. En ellas puede causar la muerte.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Es importante diferenciar la viruela y la variolovacuna, de la infección por virus de varicela-zóster generalizada o de la forma generalizada del herpes simple. Estas dos últimas infecciones virales no ocasionan un pródromo febril intenso. Las lesiones se encuentran en distintas etapas en cada sitio anatómico. En “etapas” o “brotes” aparecen lesiones en diversas fases de evolución y en cada sitio anatómico. En la viruela es ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.