Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La gravedad de la diarrea puede variar de un episodio agudo que se cura solo a una enfermedad grave que pone en peligro la vida. A fin de valorar de manera apropiada el síntoma, se debe establecer el patrón normal de defecaciones del paciente y la naturaleza de los síntomas actuales.

En el duodeno penetran alrededor de 10 L de líquido todos los días, de los cuales, con excepción de 1.5 L, todos se absorben en el intestino delgado. El colon absorbe la mayor parte del líquido restante, con < 200 ml de pérdida por las heces. Aunque en ocasiones la diarrea se define como un peso fecal > 200 a 300 g/24 h, solo es necesario cuantificar el peso de las heces en algunos pacientes con diarrea crónica. En casi todos los casos, la definición funcional de diarrea que dan los médicos es un incremento de la frecuencia de defecaciones (> 3 al día) o heces líquidas.

Las causas de diarrea son múltiples. En la práctica clínica es conveniente distinguir entre diarrea aguda y crónica, ya que la valoración y tratamiento son por completo diferentes (cuadros 15–5 y 15–6).

Cuadro 15–5.Causas de diarrea infecciosa aguda
Cuadro 15–6.Causas de la diarrea crónica.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.