Skip to Main Content

1. GINGIVITIS ULCEROSA NECROSANTE (BOCA DE TRINCHERA, INFECCIÓN DE VINCENT)

Por lo general, gingivitis ulcerosa necrosante es causada por una infección por espiroquetas y bacilos fusiformes y es frecuente en adultos jóvenes con estrés (a menudo en estudiantes al momento de la exploración). Diversas enfermedades sistémicas subyacentes también predisponen a este trastorno. La inflamación gingival aguda, dolorosa y necrosis, a menudo con hemorragia, halitosis, fiebre y linfadenopatía cervical (eFig. 8–6) se detectan en la clínica. Suelen ayudar los enjuagues de peróxido calientes a mitad de la potencia y penicilina por VO (250 mg cada 8 h por 10 días). Puede requerirse raspado dental gingival.

eFigura 8–6

Gingivitis ulcerada necrosante aguda. Las lesiones gingivales se localizan en la cara medial de los molares superiores izquierdos del paciente.

+
Dufty  J  et al. Necrotising ulcerative gingivitis: a literature review. Oral Health Prev Dent. 2017;15(4):321–7.
[PubMed: 28761942]  

2. ÚLCERA AFTOSA (ÚLCERA GANGRENOSA, ESTOMATITIS ULCEROSA)

Las úlceras aftosas son muy frecuentes y fáciles de reconocer. No se conocen sus causas, aunque se ha sugerido una relación con el virus del herpes humano 6. Se encuentran en la mucosa no queratinizada de desplazamiento libre (como la del vestíbulo e interior de los labios y no adherida a la encía o el paladar fijo) pueden ser solas o múltiples, por lo común repetitivas y su aspecto es el de pequeñas úlceras dolorosas, redondas, con centros fibrinoides de color amarillo grisáceo rodeados por una zona circular roja. Las úlceras aftosas menores tienen < 1 cm y por lo común curan en término de 10 a 14 días, en tanto que las mayores miden > 1 cm y causan discapacidad, por la magnitud del dolor de la boca. Al parecer el estrés constituye un factor predisponente importante en la aparición de úlceras aftosas. En un estudio se observó en estudiantes universitarios que la frecuencia de rinitis viral e ir a la cama después de las 23 p.m, constituían factores pronósticos independientes de la frecuencia con la que aparecían ulceras aftosas y su intensidad.

El tratamiento es difícil porque ninguno a nivel ha sido eficaz. Al parecer en muchos pacientes se obtiene alivio sintomático con los corticoesteroides tópicos (acetónido de triamcinolona, al 0.1%, o pomada de fluocinónido al 0.05%) en una base adherente. Otros tratamientos tópicos cuya eficacia se ha demostrado en estudios clínicos de tratamiento con grupo testigo son diclofenaco al 3% en hialuronano al 2.5%, doximicina-cianoacrilato, enjuagues bucales que contienen las enzimas aminoglucosidasa y glucosa oxidasa, y amlexanox al 5% en pasta bucal. También se ha administrado con éxito un ciclo de prednisona de disminución gradual durante una semana (40 a 60 mg/día). El tratamiento de mantenimiento con cimetidina es útil en pacientes con aftas recurrentes; en individuos positivos a VIH se ha utilizado talidomida de forma selectiva ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.