Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Estría roja desde una herida o celulitis hacia ganglios linfáticos regionales, que casi siempre están crecidos y sensibles.

  • Puede haber escalofríos, fiebre y malestar.

GENERALIDADES

La linfangitis y la linfadenitis son manifestaciones frecuentes de una infección bacteriana, por lo general causada por estreptococos hemolíticos o S aureus (o por ambos), y que se vuelve invasiva, casi siempre a partir de una herida infectada, celulitis o un absceso. La herida puede ser muy pequeña o superficial, o puede haber un absceso establecido que libera bacterias a los linfáticos. El compromiso linfático a menudo se manifiesta por una estría roja en la piel que se extiende en dirección de los ganglios linfáticos regionales.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

A. Síntomas y Signos

Casi siempre hay dolor pulsátil en el sitio de invasión bacteriana a partir de una herida, celulitis o absceso. El malestar, anorexia, transpiración, escalofrío y fiebre de 38 a 40°C se desarrollan con rapidez. El pulso a menudo está acelerado. La estría roja, cuando existe, puede estar bien definida o ser muy pálida y fácil de pasar inadvertida, sobre todo en personas de piel oscura. Los ganglios linfáticos afectados pueden tener un crecimiento significativo y casi siempre son muy sensibles. La infección puede evolucionar en poco tiempo, a menudo en cuestión de horas, y puede causar septicemia, incluso la muerte.

B. Datos de laboratorio

Casi siempre hay leucocitosis con desviación a la izquierda. Los hemocultivos pueden ser positivos, más a menudo por especies de estafilococos o estreptococos. El cultivo y las pruebas de sensibilidad del exudado de la herida o el pus pueden ser útiles en el tratamiento de las infecciones más graves o resistentes, pero a menudo son difíciles de interpretar por los contaminantes cutáneos.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

La linfangitis puede confundirse con tromboflebitis superficial, pero el eritema y la induración de la tromboflebitis se localizan en y alrededor de la vena trombosada. La trombosis venosa no se acompaña de linfadenitis y casi nunca hay una herida de entrada con celulitis secundaria.

Debe considerarse la fiebre por arañazo de gato (Bartonella henselae) cuando hay linfadenitis; aunque los ganglios a menudo son muy grandes, son relativamente insensibles. La exposición a gatos es frecuente, pero es posible que el paciente haya olvidado el arañazo.

Es en extremo importante diferenciar la celulitis de la gangrena aguda hemolítica estreptocócica o una infección necrosante del tejido blando. Estas son infecciones más profundas que pueden ser extensas y pueden ser letales. Los pacientes se encuentran más graves; puede haber enrojecimiento por fuga de eritrocitos, lo que produce eritema que no se blanquea; es posible palpar o auscultar la crepitación subcutánea, y puede haber aire subcutáneo en la radiografía o CT. Si se sospecha una ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.