Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Edema persistente indoloro en una o ambas extremidades inferiores, sobre todo en mujeres jóvenes.

  • Edema blando sin ulceración, varicosidades o pigmentación por estasis.

  • Puede haber episodios de linfangitis y celulitis.

GENERALIDADES

Cuando el linfedema se debe a anormalidades congénitas en el desarrollo consistentes con compromiso hipoplásico o hiperplásico de los linfáticos proximales o distales, se conoce como la forma primaria. La obstrucción puede estar en los conductos y ganglios linfáticos pélvicos o lumbares cuando la enfermedad es extensa y progresiva. La forma secundaria del linfedema implica obstrucción mecánica o inflamatoria por traumatismo, resección o radiación de ganglios linfáticos regionales o compromiso extenso de ganglios regionales por enfermedad maligna o filariasis. El linfedema puede ocurrir después de la extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos en la ingle o la axila. La dilatación secundaria de los linfáticos que ocurre en ambas formas causa incompetencia del sistema de válvulas, altera el flujo ordenado por los vasos linfáticos y produce estasis progresiva de líquido rico en proteína. Pueden superponerse episodios de inflamación aguda y crónica, con estasis adicional y fibrosis secundaria.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Se produce hipertrofia de la extremidad con engrosamiento y fibrosis marcadas de la piel y el tejido subcutáneo (fig. 12–4) en los casos muy avanzados (eFig. 12–18 y 12–19).

Figura 12–4.

Linfedema con una giba en el dorso del pie y pliegues cutáneos exagerados cerca del tobillo. (Reproducida con autorización de Dean SM, Satiani B, Abraham WT. Color Atlas and Synopsis de Vascular Diseases. McGraw-Hill, 2014.)

eFigura 12–18.

Linfedema de la pierna izquierda completa. (Reproducida con autorización de Orkin M, Maibach HI, Dahl MV [editors]. Dermatology. Originally published by Appleton & Lange. Copyright © 1991 by The McGraw-Hill Companies, Inc.)

eFigura 12–19.

Pie “musgoso” con excrecencias linfáticas. (Reproducida con autorización de Orkin M, Maibach HI, Dahl MV [editors]. Dermatology. Originally published by Appleton & Lange. Copyright © 1991 by The McGraw-Hill Companies, Inc.)

Se ha usado la MRI T2 para identificar linfáticos y tumoraciones proximales obstructivas. La linfangiografía y estudios con isótopos permiten identificar defectos focales en el flujo linfático, pero tienen poco valor para planear el tratamiento.

TRATAMIENTO

Dado que no existe una cura efectiva para el linfedema, las estrategias terapéuticas están diseñadas para controlar el problema y permitir la actividad y función normales. La mayor parte de los pacientes puede tratarse con alguna de las medidas siguientes: 1) El drenaje de la linfa de la extremidad puede favorecerse con la elevación intermitente de la extremidad, sobre todo durante las horas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.