Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Un nódulo pulmonar solitario, que en ocasiones se denomina “lesión numular”, es una opacidad redonda y aislada, < 3 cm en la radiografía de tórax, delineada por pulmón normal y no acompañada de infiltrado, atelectasia o adenopatía. Casi todos estos defectos son asintomáticos y representan un dato inesperado en la radiografía de tórax o la CT, el cual es importante porque representa un riesgo significativo de cáncer. La frecuencia de este último en series quirúrgicas varía de 10% a 68% según sea la población de pacientes. Las neoplasias benignas, como los hamartomas, dan lugar a menos de 5% de los nódulos solitarios (eFig. 9–16). Casi todos los nódulos benignos son granulomas infecciosos.

eFigura 9–16.

Hamartoma pulmonar. Se le identificó de manera casual en una CT de tórax en un varón de 31 años por lo demás sano; el aspecto del hamartoma es el de una masa redonda perfectamente delimitada en el lóbulo inferior del pulmón izquierdo con zonas de calcificación densa y grasa de menor densidad.

Los objetivos de la valoración son la identificación y ablación de tumores malignos en pacientes que se benefician de la resección, al tiempo que se evitan procedimientos invasivos en enfermedades benignas. La labor consiste en identificar nódulos con una probabilidad lo bastante alta de cáncer para justificar la biopsia o resección o una probabilidad tan baja de tumor maligno que se justifique la observación.

Los síntomas por sí solos rara vez confirman la causa, pero pueden utilizarse datos clínicos y de imágenes para valorar la probabilidad de neoplasia maligna. Los nódulos cancerosos son poco comunes en personas < 30 años. Con la edad aumenta la posibilidad de neoplasia maligna. Los fumadores tienen un riesgo mayor y la probabilidad de neoplasia maligna aumenta con el número de cigarrillos fumados cada día. Los pacientes con un tumor maligno previo se encuentran en mayor riesgo de tener un nódulo solitario maligno.

El primer y más importante paso en la valoración de las imágenes es la revisión de los estudios de imagen anteriores. La comparación con estudios previos permite calcular el tiempo de duplicación, que es un marcador importante de tumor maligno. La progresión rápida (tiempo de duplicación menor de 30 días) sugiere infección; la estabilidad prolongada (tiempo de duplicación mayor de 465 días) señala que el padecimiento es benigno. Ciertas características radiográficas ayudan a calcular la probabilidad de cáncer. El tamaño guarda relación con este último. En un estudio reciente de nódulos solitarios identificados mediante CT se demostró una tasa de tumor maligno de 1% en los que medían 2 a 5 mm, 24% en los de 6 a 10 mm, 33% en los de 11 a 20 mm y 80% en los de 21 a 45 mm. La presencia de un borde uniforme, bien definido, es típica de un proceso benigno. Los ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.