Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Una pareja es estéril cuando no se ha conseguido el embarazo después de un año de actividad sexual normal sin anticonceptivos. Cerca de 20% de las parejas experimenta esterilidad en algún momento de su vida reproductiva; la incidencia aumenta con la edad. La fecundidad empieza a disminuir al principio de la cuarta década de edad y se acelera al final de ésta. El compañero masculino contribuye con alrededor de 40% de los casos de esterilidad y es frecuente una combinación de factores. La información más reciente de la National Survey of Family Growth de los CDC demuestra que se ha diagnosticado infertilidad en 12% de las mujeres en Estados Unidos con edad de 15 a 44 años.

A. Estudios iniciales

En la anamnesis, el médico puede mostrar las generalidades de la infecundidad y comentar los estudios que se van a realizar. Después de esta etapa, las consultas privadas con cada cónyuge se realizan por separado y debe permitirse el ajuste psicosexual sin incomodar o criticar a la persona. Se pregunta sobre los detalles pertinentes (p. ej., infecciones de transmisión sexual o embarazos previos). Debe hablarse de los efectos nocivos de los cigarrillos, el alcohol y otras drogas recreativas sobre la fecundidad masculina. Se deben analizar los fármacos de prescripción médica y que afectan la potencia masculina, así como los factores que causan hipertermia escrotal, como la ropa interior ajustada o el uso frecuente de saunas o tinas de agua caliente. La anamnesis ginecológica debe incluir las características menstruales, el uso y tipo de anticonceptivos, frecuencia y culminación adecuada del coito y correlación de éste con la fecha de la ovulación. La American Society for Reproductive Medicine suministra información para la paciente sobre valoración y tratamiento de la esterilidad (https://www.reproductivefacts.org/topics/topics-index/infertility/).

Se realiza una exploración física general y genital a la pareja femenina. Los estudios de laboratorio básicos incluyen la valoración de la reserva ovárica (p. ej., la hormona antimülleriana y el día 3 FSH y estradiol) y pruebas de función tiroidea. Si la mujer tiene menstruaciones regulares con síntomas mínimos, la probabilidad de ciclos ovulatorios es muy alta. Una concentración de progesterona en la fase luteínica > 3 ng/ml confirma la ovulación. Se debe informar a las parejas que el coito que deriva en la concepción tiene lugar durante el periodo de seis días en torno del día de la ovulación. Los productos comerciales para detectar la ovulación han sustituido en muchos casos a las mediciones de la temperatura corporal basal para identificar la ovulación, pero el registro de la temperatura en una tabla es una forma natural y barata para identificar los días más fecundos. Los esquemas de temperatura corporal basal no anticipan la fecha de la ovulación y solo confirman en forma retrospectiva su presentación.

Se realiza un análisis de semen para descartar infecundidad (véase el cap. 29). Los varones deben abstenerse de actividad ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.