Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las infecciones urinarias figuran entre las entidades encontradas con mayor frecuencia en la práctica médica. En las infecciones agudas casi siempre se identifica un solo patógeno, mientras que se observan con frecuencia dos o más en las infecciones crónicas. Las bacterias coliformes causan la mayor parte de las infecciones urinarias no complicadas adquiridas en la comunidad; Escherichia coli es la más común. Estas infecciones son por lo regular sensibles a una amplia variedad de antibióticos orales y responden con rapidez. Las infecciones intrahospitalarias se deben a menudo a patógenos más resistentes y pueden requerir antibióticos parenterales. Las infecciones renales representan una preocupación particular porque, si no se tratan en forma apropiada, pueden causar pérdida de la función renal. Se recomienda un urocultivo para pacientes con sospecha de infección urinaria, obtenido en condiciones ideales antes de iniciar el tratamiento antibiótico. Con anterioridad, un recuento de colonias > 105/mL se consideraba un criterio de infección urinaria, aunque hasta 50% de las mujeres con infecciones sintomáticas puede tener recuentos más bajos. Además, la piuria tiene una correlación deficiente con el diagnóstico de infección urinaria, por lo que el análisis urinario es insuficiente para el diagnóstico. Para el tratamiento, las infecciones hísticas (pielonefritis, prostatitis) requieren un régimen de una a dos semanas, en tanto que las infecciones mucosas (cistitis) necesitan solo uno a tres días de tratamiento.

1. CISTITIS AGUDA

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Síntomas de irritación durante la micción.

  • Paciente casi siempre afebril.

  • Urocultivo positivo; los hemocultivos también pueden ser positivos.

Generalidades

La cistitis aguda es una infección de la vejiga, en general por bacterias coliformes (en particular Escherichia coli) y algunas veces por bacterias grampositivas (enterococos). La vía típica de infección es el ascenso desde la uretra. En niños se presenta en ocasiones cistitis viral por adenovirus, pero es rara en adultos con buena respuesta inmunitaria. La cistitis no complicada en varones es poco común e implica un proceso patológico, como cálculos infectados, prostatitis o retención urinaria crónica que requiere un estudio adicional.

Manifestaciones clínicas

A. Signos y síntomas

Por lo general, hay síntomas de irritación durante la micción (polaquiuria, urgencia, disuria) y dolor suprapúbico. Es probable que las mujeres tengan hematuria macroscópica; muchas veces, las manifestaciones aparecen después del coito. La exploración física provoca dolor suprapúbico a la palpación, pero con frecuencia los resultados son normales. No hay toxicidad sistémica.

B. Datos de laboratorio

El análisis de orina revela grados variables de hematuria, así como piuria y bacteriuria. El grado de estas últimas no siempre se relaciona con la gravedad de los síntomas. El urocultivo es positivo para el microorganismo causal, pero no es necesario que el recuento de colonias sea > 105/mL para establecer el diagnóstico. Es de esperarse que los ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.