Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • La estenosis es producida por la enfermedad ateroesclerótica oclusiva (80% a 90% de los pacientes) o por displasia fibromuscular (10% a 15%).

  • Hipertensión.

  • AKI en pacientes que inician tratamiento con inhibidores de la ACE si la estenosis es bilateral.

GENERALIDADES

Casi siempre, la nefropatía isquémica ateroesclerótica es la causa de los casos de estenosis de arteria renal. La displasia fibromuscular es un origen raro de tal estenosis. Cerca de 5% de los estadounidenses hipertensos presentan estenosis de arteria renal. Afecta con mayor frecuencia a personas > 45 años con antecedente de enfermedad ateroesclerótica. Otros factores de riesgo son CKD, diabetes mellitus, tabaquismo e hipertensión.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

A. Síntomas y signos

Los pacientes con nefropatía isquémica ateroesclerótica pueden tener hipertensión resistente, hipertensión de inicio reciente (en el anciano), edema pulmonar con difícil normalización de la presión arterial y lesión renal aguda al comenzar el uso de inhibidor de ACE. Además de la hipertensión, en la exploración física se identificará un soplo abdominal audible en el lado afectado. La displasia fibromuscular afecta más bien a mujeres jóvenes. La hipertensión inexplicable en una paciente < 40 años es una justificación para iniciar medidas de detección sistemática de tal trastorno.

B. Datos de laboratorio

La creatinina sérica y el BUN pueden estar elevados si hay isquemia renal significativa. Los pacientes con estenosis bilateral de la arteria renal pueden presentar hipopotasemia, un hallazgo que refleja la activación del sistema renina-angiotensina-aldosterona en respuesta a la disminución del flujo sanguíneo (estado “prerrenal”).

C. Estudios de imagen

La ecografía abdominal muestra asimetría del tamaño de los riñones cuando una arteria renal es afectada en forma que no guarda proporción con la contralateral, o riñones pequeños hiperecoicos, si ambos están afectados.

Se utilizan tres métodos para la detección sistemática: ecografía Doppler, angiografía por CT y angiografía por resonancia magnética (MRA, magnetic resonance angiography). De acuerdo con las guías del American College of Cardiology/American Heart Association debe elegirse uno de esos procedimientos si se realizaron procedimientos de corrección cuando se encuentra un resultado positivo. La ecografía Doppler es muy sensible y específica (85% frente a 92%, respectivamente, en un metaanálisis de 88 estudios) y su costo es relativamente bajo. Sin embargo, este método depende excesivamente del operador y del paciente y puede ser una mala opción para los pacientes obesos, incapaces de acostarse en decúbito dorsal o que presentan interposición de asas intestinales.

La angiografía por CT consiste en la angiografía intravenosa por sustracción digital con arteriografía, y es un método no invasivo. El procedimiento utiliza CT helicoidal con inyección de medio de contraste intravenoso. La sensibilidad de diversos estudios varía de 77% a 98% y las especificidades varían menos, dentro de límites de 90% ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.