Skip to Main Content

1. INFECCIONES DE PIEL Y TEJIDOS BLANDOS

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Eritema localizado con endurecimiento y secreción purulenta.

  • Formación de abscesos.

  • Foliculitis frecuente.

  • Tinción de Gram del pus con cocos grampositivos en grupos; los cultivos suelen ser positivos.

Generalidades

Cerca de 25% de las personas son portadores nasales asintomáticos de S. aureus, que se transmite por contacto directo. Dicho estado precede casi siempre a la infección, que surge como consecuencia de la interrupción de la barrera cutánea o la alteración de las defensas del hospedador. El Staphylococcus aureus con frecuencia causa infecciones cutáneas más localizadas que los estreptococos, pero es frecuente la formación de abscesos. La prevalencia de cepas resistentes a la meticilina es alta en muchas comunidades e influye en las elecciones del fármaco cuando se requiere tratamiento antimicrobiano.

Manifestaciones clínicas

A. Síntomas y signos

Las infecciones cutáneas por S. aureus pueden iniciar alrededor de uno o más folículos pilosos, lo cual causa foliculitis; pueden restringirse a una zona y formar diviesos (o furúnculos) o bien diseminarse a la piel adyacente y los tejidos subcutáneos más profundos (es decir, ántrax) (fig. 33–2). Los abscesos profundos que afectan músculos o fascias pueden aparecer con frecuencia en relación con una inoculación o inyección o una herida profunda. La fascitis necrosante, una rara modalidad de infección cutánea y de tejidos blandos por S. aureus, se ha notificado con cepas extrahospitalarias de S. aureus resistentes a la meticilina.

Figura 33–2.

Absceso en cuello por Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA, methicillin-resistant Staphylococcus aureus). (De Edward Wright, MD; con permiso de Usatine RP, Smith MA, Mayeaux EJ Jr, Chumley H, Tysinger J. The Color Atlas of Family Medicine. McGraw-Hill, 2009.).

B. Datos de laboratorio

Por lo general, el micoorganismo se aísla con cultivos de la herida o material de abscesos. En pacientes con signos generalizados de infección, se obtienen hemocultivos por la posibilidad de bacteriemia, endocarditis, osteomielitis o sembrados metastásicos de otros sitios. En el caso de los individuos con bacteriemia es necesario obtener muestras para hemocultivo al comienzo del tratamiento con el propósito de descartar una bacteriemia persistente, la cual indica infección grave o complicada.

Tratamiento

El drenaje apropiado del líquido de los abscesos u otra infección focal es el principal recurso terapéutico. La incisión con drenaje sola es muy efectiva para el tratamiento de la mayoría de los abscesos cutáneos no complicados. Puede obtenerse un pequeño beneficio cuando se agregan antimicrobianos después de la incisión y drenaje. En zonas con alta incidencia de resistencia a la meticilina entre los aislados de S. aureus, los antibióticos recomendados por VO incluyen clindamicina, 300 mg cada 8 h; trimetoprim-sulfametoxazol, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.