Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La mayor parte de las vacunas es segura de administrar. En general, se recomienda evitar las vacunas de patógenos vivos en los pacientes inmunocomprometidos, incluidas las embarazadas. Casi nunca están contraindicadas en las situaciones siguientes: enfermedades agudas leves con febrícula (<40.5°C); antibioticoterapia concomitante; dolor o hiperemia en el sitio; antecedentes hereditarios de reacciones adversas a las vacunas. Las contraindicaciones absolutas para las vacunas son raras (cuadro 30–8).

Cuadro 30–8.Efectos secundarios y contraindicaciones para las vacunas utilizadas con regularidad en adultos

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.