Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • “Mantener el calor, mantenerse seco y mantenerse en movimiento” para prevenir lesiones provocadas por el frío.

  • El calentamiento de las extremidades afectadas por lesiones criógenas se realiza tan pronto sea posible, después de eliminar cualquier riesgo de un nuevo congelamiento. Es necesario no ejercitar, no frotar ni dar masaje durante el calentamiento.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

La exposición al frío de las extremidades produce vasoconstricción inmediata localizada y después generalizada, lo cual puede resultar en una amplia gama de lesiones. Cuando la temperatura de la piel disminuye a 25°C, la demanda de oxígeno en los tejidos es mayor que la suministrada por la circulación lenta, produciendo cianosis periférica. A 15°C, el tejido se daña por la reducción marcada en el metabolismo hístico y por la disociación de oxihemoglobina. El resultado es una piel de aspecto rosado y aparentemente bien oxigenada. Los tejidos pueden lesionarse como consecuencia de isquemia y trombosis intravasculares, daño endotelial y congelación real. Este último puede surgir al disminuir la temperatura por debajo de −4 a −10°C o a una temperatura mayor en presencia de viento agua, inmovilidad, desnutrición o alguna vasculopatía.

Para todas las formas de lesiones inducidas por el frío en una extremidad, se debe tener cuidado de evitar frotar o masajear el área lesionada y evitar aplicar humedad, hielo o calor. La extremidad lesionada por frío debe protegerse de traumatismos, infecciones secundarias y una mayor exposición al frío.

PREVENCIÓN

“Mantener el calor, mantenerse seco y mantenerse en movimiento”. Para una prevención óptima, las personas deben usar ropa abrigadora y seca de preferencia en varias capas, siendo la exterior contra el viento. Para conservar la circulación se deben ejercitar brazos, piernas, dedos de manos y pies. Se utilizarán ropas, calcetines y zapatos secos. Al viajar en una región fría o con hielo es importante llevar calcetines adicionales, guantes y plantillas. Las personas que están expuestas a un mayor riesgo son las que tienen trastornos primarios o usan medicamentos que disminuyen el riego hístico, y otras más que permanecen en contacto con frío ambiental por largo tiempo. Se debe tener cuidado para evitar posiciones que causen calambres; no usar ropas apretadas y evitar que los pies estén mucho tiempo en declive; se debe prohibir el tabaquismo, y el consumo de bebidas alcohólicas y de fármacos sedantes, así como el contacto con suelo húmedo, lodoso y clima ventoso.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.