Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Se debe actuar con rapidez para evitar daños graves. Enjuagar ojos con grandes cantidades de solución salina o agua. (Si se dispone de gotas de anestésico local, aplicar en los ojos antes de iniciar la irrigación.) Se deben retirar los lentes de contacto, si los hay. Levantar los párpados para explorar la conjuntiva tarsal en busca de partículas no disueltas y facilitar la irrigación. Se debe continuar la irrigación por 15 min o hasta que cada ojo se irrigue con 1 L de solución, por lo menos. Si la toxina es ácida o alcalina, se revisa el pH lagrimal después de la irrigación y se continúa hasta que el pH se encuentre entre 6 y 8. En algunos países se utiliza una solución descontaminante de anfotericina para el tratamiento de lesiones oculares por compuestos alcalinos.

Después de completar la irrigación se debe realizar una revisión cuidadosa del ojo con fluoresceína y lámpara de hendidura o lámpara de Wood para identificar las áreas de lesión corneal. Los pacientes que presenten lesión grave de la conjuntiva o córnea deben referirse de inmediato con un oftalmólogo.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.