Skip to Main Content

ACTUALIZACIONES CLÍNICAS EN LA AMEBOSIS

El posible realizar el diagnóstico molecular de la amebosis a partir de paneles multipatógenos; son sensibles y específicos, pero de alto costo.

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Presencia de microorganismos o antígeno en heces o aspirado de absceso.

  • Pruebas serológicas positivas con colitis o absceso hepático, pero pueden representar infecciones previas.

  • Colitis leve a moderada con diarrea recurrente.

  • Colitis grave que incluye diarrea sanguinolenta grave con fiebre, dolor abdominal espontáneo y a la palpación, con progresión potencial a hemorragia o perforación.

  • Absceso hepático con fiebre, hepatomegalia y dolor abdominal.

GENERALIDADES

El complejo Entamoeba contiene tres especies con morfología idéntica: Entamoeba dispar y Entamoeba moshkovskii, que no son virulentas, y Entamoeba histolytica, que puede ser un comensal intestinal no virulento u ocasionar enfermedad grave. La afección se produce por la penetración de la pared intestinal, lo cual causa diarrea y, con grave afectación, disentería o alteración extraintestinal, casi siempre absceso hepático.

Las parasitosis por E. histolytica se presentan en todo el mundo, pero son más frecuentes en áreas subtropicales y tropicales, en condiciones de hacinamiento, deficiencia de medidas higiénicas y nutrición inapropiada. De los 500 millones de personas afectadas con Entamoeba que hay en el mundo, la mayoría tiene E. dispar y se calcula que 10% tiene E. histolytica. Se desconoce la prevalencia de E. moshkovskii. La mortalidad prevista por la parasitosis invasora con E. histolytica es de 100 000 al año.

El ser humano es el único hospedador establecido de E. histolytica. La transmisión se produce por ingestión de quistes en alimento o agua con contaminación fecal (eFig. 35–11); ésta se facilita por la diseminación de persona a persona, por vectores mecánicos, como moscas y otros artrópodos y por el uso de excremento humano como fertilizante. Se han producido brotes urbanos por contaminación del agua en una fuente común.

eFigura 35–11.

Ciclo vital de Entamoeba histolytica. Los quistes y los trofozoítos se eliminan en las heces

image
. Por lo general los quistes se encuentran en las heces formadas, mientras que los trofozoítos se encuentran en las heces diarreicas. La infección por Entamoeba histolytica se produce por la ingestión de quistes maduros
image
en alimentos, agua o manos contaminados con heces fecales. La salida de los trofozítos del quiste
image
se produce en el intestino delgado
image
y migran al intestino grueso. Los trofozoítos se multiplican por fisión binaria y producen quistes
image
, y ambos estadios se eliminan en las heces
image
. Los quistes pueden sobrevivir días a semanas en el medio ambiente gracias a la protección que les confiere su pared, y son los responsables de la transmisión. Una vez que salen del cuerpo los trofozoítos que se eliminan en las heces se destruyen rápidamente y no sobrevivirían a la exposición al medio gástrico si se ingirieran. En muchos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.