Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La parasitosis con Clonorchis sinensis, la fasciola hepática china, es endémica en algunas áreas de Japón, Corea, China, Taiwán, el sureste de Asia y la parte oriental lejana de Rusia. Se estima que sufren la infección 15 millones de personas (13 millones en China); en algunas comunidades la prevalencia puede alcanzar 80%. La opistorquiosis se origina sobre todo por Opisthorchis felineus (regiones de la antigua Unión Soviética) u Opisthorchis viverrini (Tailandia, Laos, Vietnam). La clonorquiosis y la opistorquiosis son indistinguibles con base en el cuadro clínico. Los huevecillos se diseminan en el agua a partir de heces humanas o animales, infestan a los caracoles y éstos liberan cercarias que parasitan a los peces. La parasitosis humana se origina de la ingestión de pescado de agua dulce crudo, apenas cocido o en salmuera que contiene metacercarias. Estos parásitos se desenquistan en el duodeno y ascienden por la vía biliar, donde maduran y permanecen por muchos años, con diseminación de huevecillos en la bilis (eFig. 35–19).

eFigura 35–19.

Ciclo vital de Clonorchis sinensis (fasciola hepática china). Los huevecillos embrionados se depositan en las vías biliares y en las heces. Un caracol hospedador intermedio adecuado ingiere los huevecillos

image
. Cada huevecillo libera un miracidio
image
que transita por varias etapas de desarrollo (esporocistos
image
, redias
image
y cercarias
image
). Las cercarias son liberadas del caracol y después de un tiempo corto de nadar en forma libre en el agua, entran en contacto y penetran en la carne de los peces de agua dulce, donde ocurre el enquistamiento como metacercarias
image
. La infección de los seres humanos ocurre a través de la ingestión de peces de agua dulce poco cocinados, salados, encurtidos o ahumados
image
. Después de la ingestión, las metacercarias desenquistan en el duodeno
image
y ascienden por el tracto biliar a través de la ampolla de Vater
image
. La maduración ocurre en aproximadamente un mes. Los tremátodos adultos (que miden entre 10 a 25 mm por tres a cinco mm) residen en los conductos biliares de tamaño pequeño y mediano. Además de los seres humanos, animales carnívoros pueden fungir como reservorios hospedadores. (De Global Health, Division of Parasitic Diseases and Malaria, CDC.)

La mayor parte de los pacientes alojan pocos parásitos y son asintomáticos. Puede haber una enfermedad aguda dos a tres semanas después de la infección inicial, con fiebre, malestar, dolor abdominal, anorexia, hepatomegalia dolorosa, urticaria y eosinofilia. El síndrome agudo es difícil de diagnosticar, ya que es posible que los huevecillos no aparezcan en las heces hasta tres a cuatro semanas después del inicio de los síntomas. En las parasitosis crónicas sustanciales, las manifestaciones incluyen dolor abdominal, anorexia, pérdida de peso y hepatomegalia dolorosa. Las manifestaciones más graves incluyen colangitis bacteriana recurrente y septicemia, colecistitis, absceso hepático y pancreatitis (eFig. 35–20). Se ha documentado un mayor riesgo de colangiocarcinoma.

eFigura 35–20.
...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.