Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Exantema pruriginoso y síntomas pulmonares transitorios.

  • Anorexia, diarrea, molestia abdominal.

  • Anemia por deficiencia de hierro.

  • Huevecillos característicos y sangre oculta en heces.

GENERALIDADES

La parasitosis por anquilostomas Ancylostoma duodenale y Necator americanus es muy frecuente, en especial en la mayor parte de las regiones tropicales y subtropicales. Los dos tipos de gusanos están ampliamente distribuidos. La prevalencia calculada se aproxima a 500 millones, con cerca de 65 000 muertes cada año. Cuando los huevecillos se depositan en tierra húmeda y tibia, eclosionan y liberan larvas que conservan la capacidad infecciosa hasta por una semana. Con el contacto, las larvas penetran la piel y migran en la corriente sanguínea hasta los capilares pulmonares. En los pulmones, las larvas penetran los alvéolos y se transportan por acción ciliar hacia arriba, en dirección de los bronquios, la tráquea y la boca. Después de su deglución, llegan al intestino delgado proximal y se adhieren a la mucosa, donde maduran hasta convertirse en gusanos adultos (eFig. 35–35). La parasitosis por Ancylostoma también se puede adquirir por la ingestión de las larvas en alimentos o agua. Los anquilostomas se adhieren a la mucosa intestinal y succionan sangre. La pérdida sanguínea es proporcional a la carga de helmintos.

eFigura 35–35.

Ciclo vital de Ancylostoma duodenale y Necator americanus (anquilostoma del ser humano). Los huevecillos son expulsados con las heces

image
, y en condiciones favorables de humedad, calor y sombra las larvas eclosionan en uno a dos días. La larva rabditiforme liberada crece en las heces y/o en la tierra
image
y pasados cinco a diez días (y dos transformaciones) se convierte en larvas filariformes infecciosas
image
. Estas larvas infecciosas logran sobrevivir de tres a cuatro semanas en condiciones ambientales favorables. Al contacto con una persona hospedadora, la larva penetra por la piel y es llevada a través de los vasos sanguíneos al corazón y después hacia los pulmones en donde penetran los alveolos, ascienden por el árbol bronquial hasta la faringe y son deglutidos
image
. Las larvas llegan al intestino delgado donde se albergan hasta madurar y convertirse en adultos. Los gusanos adultos viven en el lumen del intestino delgado, donde se adhieren a la pared con la consecuente pérdida sanguínea por parte del hospedador
image
. La mayoría de los gusanos adultos son eliminados en el término de uno a dos años, aunque su longevidad puede durar varios años.

Después de penetrar la piel del hospedador, algunas larvas de A. duodenale pueden convertirse en latentes (en el intestino o en el músculo). En el caso de A. duodenale se conoce que la transmisión también puede ocurrir por la ruta oral o transmamaria. N. americanus por su parte requiere la fase de migración transpulmonar. (De Global Health, Division of Parasitic Diseases and Malaria, CDC.)

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.