Skip to Main Content

ACTUALIZACIONES CLÍNICAS EN ONCOCERCOSIS

La moxidectina aprobada por la FDA para el tratamiento de la oncocercosis se tolera bien y resulta más eficaz que ivermectina para eliminar las microfilarias de la piel.

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Conjuntivitis que progresa a ceguera.

  • Prurito intenso; escoriaciones cutáneas, engrosamiento de la piel y despigmentación, así como nódulos subcutáneos.

  • Microfilarias detectadas en cortes de piel y por exploración con lámpara de hendidura; gusanos adultos en nódulos subcutáneos.

GENERALIDADES

La oncocercosis, o ceguera de río, es la enfermedad causada por Onchocerca volvulus. Se calcula que hay 37 millones de personas parasitadas, de las cuales tres a cuatro millones tienen afectación cutánea, 500 000 sufren daño visual grave y 300 000 están ciegas. Más de 99% de las parasitosis se localizan en África, al sur del Sahara, sobre todo en la sabana del occidente africano, con cerca de la mitad de los casos en Nigeria y el Congo. En algunas villas africanas hiperendémicas, casi la totalidad de los individuos están parasitados y 10% o más de la población es ciega. La enfermedad también es frecuente en el suroeste de la península arábiga y en Latinoamérica, incluidos México, Guatemala, Venezuela, Colombia, Ecuador y el noroeste de Brasil. Los vectores de esta enfermedad son las moscas del género Simulium (jejenes). Se reproducen en las corrientes rápidas y pican durante el día.

Después de la picadura de un jején infectado, las larvas se depositan en la piel (eFigura 35–48), donde se convierten en adultos después de seis a 12 meses. Los gusanos adultos viven en el tejido conjuntivo subcutáneo o en nódulos musculares por un decenio o más. Las microfilarias se liberan de los nódulos y migran por los tejidos subcutáneo y ocular. La enfermedad se debe a las respuestas ante los gusanos y las bacterias intracelulares Wolbachia.

eFigura 35–48.

Ciclo vital de Onchocerca volvulus (ceguera de los ríos). Durante una alimentación con sangre un jején infectado (del género Simulium) introduce larvas filarias de tercer estadio en la piel del hospedador humano que penetran por la herida ocasionada por la mordida

image
. En los tejidos subcutáneos, las larvas
image
se transforman en filarias adultas que con frecuencia residen en nódulos en el tejido conectivo subcutáneo
image
donde pueden vivir hasta por 15 años. Algunos nódulos pueden contener un gran número de machos y hembras. Las hembras miden 33 a 50 cm de longitud y 270 a 400 μm de diámetro, mientras que los machos miden 19 a 42 mm por 130 a 210 μm. En los nódulos subcutáneos, los gusanos hembra pueden producir microfilarias hasta por nueve años. Las microfilarias, que miden 220 a 360 μm por 5 a 9 μm y que no tienen cubierta, tienen un intervalo de vida promedio que puede llegar a dos años. En ocasiones es posible encontrarlas en sangre periférica, orina y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.