Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En conjunto, las hendiduras bucofaciales, que incluyen el labio hendido con o sin paladar hendido, o el paladar hendido solo, son los defectos congénitos craneofaciales más frecuentes en los seres humanos y afectan a casi 1 de cada 700 individuos. Los recién nacidos con labio y paladar hendidos tienen dificultades para alimentarse, además de desarrollar anomalías en el habla, audición y dentición. Las complicaciones del labio y el paladar hendidos en la vida temprana son muy notorias en regiones con escasos recursos sin acceso a una atención de salud integral. Las hendiduras alteran no sólo las necesidades psicosociales y financieras de los pacientes y sus familias, sino que contribuyen también de manera significativa a los costos de atención a la salud de la sociedad, con un costo de tratamiento para toda la vida calculado de 200 000 USD.

+
Rahimov  F, Jugessur  A, Murray  JC. Genetics of nonsyndromic orofacial clefts. Cleft Palate Craniofac J. 2012;49(1):73–91
[PubMed: 21545302]
+
Wehby  GL, Castila  EE, Goco  N,  et al. Description of the methodology used in an ongoing pediatric care interventional study of children born with cleft lift and palate in South America. BMC Pediatrics. 2006;6:9
[PubMed: 16563165]
+
Wehby  GL, Cassell  CH. The impact of orofacial clefts on quality of life and healthcare use and costs. Oral Dis. 2010;16(1):3–10
[PubMed: 19656316]

En series grandes se ha encontrado que la distribución de paladar y labio hendidos se aproxima a 50%, a 30% para paladar hendido solo y a 20% para labio hendido. Este último aparece con mayor frecuencia en el lado izquierdo, mientras que la distribución de labio hendido de izquierdo a derecho a bilateral es de 6:3:1. Las hendiduras del lado derecho se relacionan más a menudo con síndromes y existe una incidencia un poco más alta en varones.

La ecografía moderna puede identificar el labio hendido por ausencia de fibras musculares que cruzan el labio. Deben realizarse esfuerzos específicos para obtener una proyección frontal con el propósito de establecer un diagnóstico prenatal. Los nuevos ultrasonidos pueden incrementar la precisión. Aunque la cirugía fetal para tratar las hendiduras aún no es factible en seres humanos, el diagnóstico prenatal posibilita la asesoría más temprana a los padres y los prepara para el cuidado que requiere el niño (fig. 20–1).

Figura 20–1.

(A), ecografía de un niño con hendidura bilateral e incompleta del lado izquierdo. (B), fotografía posnatal del mismo paciente antes de la reparación labial.

EMBRIOLOGÍA

Es importante recordar la embriología de las hendiduras. El paladar primario incluye el labio y el premaxilar, en tanto que el paladar secundario se extiende desde el agujero incisivo hacia atrás. El labio y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.