Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

La reconstrucción mandibular puede tener las siguientes indicaciones:

  • Malformación segmentaria de la mandíbula después de ablación tumoral.

  • Osteomielitis crónica de la mandíbula o fractura mandibular conminuta que no consolida.

  • Malformación adquirida o congénita de la mandíbula.

GENERALIDADES

Entre los avances más importantes en la cirugía moderna, se ha mejorado la capacidad para reconstruir defectos quirúrgicos y áreas de pérdida de tejido. La reconstrucción de un área implica recrear no sólo la forma y la apariencia de los tejidos lesionados o faltantes, sino su función. De manera idónea, la región reconstruida debería verse, moverse, palparse y sentirse del mismo modo que los tejidos originales lo hicieron una vez cuando se encontraban sanos.

La cabeza y el cuello son las áreas donde la necesidad de precisión en la reconstrucción funcional y estética se torna más evidente. En general, la cara de una persona permite identificarla y constituye la interfaz a través de la cual se detectan los sentidos y sentimientos de otros y se expresan las propias emociones.

PATOGENIA

Varios procesos patológicos pueden dar como resultado lesión significativa de la mandíbula. El traumatismo grave (como un disparo por arma de fuego) quizá genere una fractura conminuta que no consolida o pérdida de tejidos. De manera similar, un proceso neoplásico (el más frecuente, carcinoma epidermoide) puede invadir la mandíbula. Por desgracia, el estado actual de la medicina es tal que aún es la eliminación quirúrgica de algunos procesos patológicos (p. ej., ciertos padecimientos malignos) la que brinda la mejor probabilidad de curar estas enfermedades progresivas de otro modo letales. Por ello, es de gran importancia contar con la capacidad de reconstruir la mandíbula.

Desde el punto de vista estético, la mandíbula brinda la forma al tercio inferior de la cara, define el borde entre la cara y el cuello y posiciona el mentón y el labio inferior (con la dentición mandibular). Desde el punto de vista funcional, la mandíbula soporta las fuerzas masticatorias y la dentición mandibular y ayuda a dar soporte a la lengua tanto en posición como en función, un hecho que se recuerda con facilidad cuando se reconoce la función significativa que puede desempeñar una mandíbula pequeña con una lengua grande, al crear una alteración obstructiva del sueño. Las fuerzas de mordida masticatoria quizá sean importantes, con un promedio de 726 N y fuerzas máximas en las superficies de oclusión molar de 4 346 N. Por tanto, la mandíbula debe ser fuerte y rígida.

TRATAMIENTO

Para elegir un método de reconstrucción mandibular apropiado deben considerarse los siguientes factores: 1) longitud y localización del defecto mandibular; 2) pérdida concomitante de tejidos blandos; 3) salud global y bienestar del paciente; 4) pronóstico potencial del individuo; 5) sitios donantes potenciales; 6) reparación primaria en comparación con reparación tardía y 7) ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.