Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La laringe humana desempeña una función primordial en la protección de la vía respiratoria, la respiración y la fonación. La mayoría de los pacientes con padecimientos laríngeos benignos se presenta con disfonía. Estos trastornos prevalecen en particular en individuos que utilizan su voz de manera profesional. La enfermedad neoplásica maligna debe excluirse como causa de los trastornos de la voz: cada paciente con disfonía debe ser objeto de una exploración detallada de cabeza y cuello. Después de confirmar que no hay signos de enfermedad maligna, los pacientes pueden tratarse de manera apropiada e idónea en una clínica de la voz. Esta última debe estar equipada de modo correcto, con acceso a videolaringoestroboscopia, que debe realizar un terapeuta del lenguaje calificado.

El diagnóstico debe incluir una identificación precisa del estilo de vida del paciente y sus hábitos ocupacionales, así como una exploración detallada de los pliegues vocales, incluida la estroboscopia. En su mayor parte, las lesiones laríngeas benignas son tratables con una combinación de intervenciones quirúrgicas y terapia del lenguaje, pero también son necesarias las medidas para prevenir la recurrencia de la enfermedad al estimular y conservar los cambios del estilo de vida.

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

La laringe consiste en un armazón cartilaginoso que comprende los cartílagos tiroides, cricoides y epiglótico, y los cartílagos pares aritenoides, corniculados y cuneiformes. La laringe está suspendida desde el hueso hioides mediante la membrana tirohioidea. Los pliegues vocales transcurren desde el ángulo formado por la lámina tiroidea, por delante, hasta la apófisis vocal de los cartílagos aritenoides, por detrás. La alteración de la posición y longitud de los pliegues vocales es el resultado primario del movimiento de las articulaciones cricoaritenoideas sinoviales, con una contribución del movimiento de las articulaciones cricotiroideas. Por arriba de los pliegues vocales se proyectan las cuerdas falsas, formadas por el borde medial de los pliegues ariepiglóticos. Estas cuerdas se encuentran separadas de los pliegues vocales por un seno horizontal conocido como ventrículo laríngeo, que contiene numerosas glándulas secretoras de mucina.

Los pliegues vocales están cubiertos por epitelio escamoso estratificado que tiene hasta 20 capas; este epitelio cubre la lámina propia, la cual tiene tres estratos, y debajo de la cual se ubican el ligamento vocal y el músculo vocal. Las uniones cruzadas de colágena laxa entre el epitelio y la capa superior de la lámina propia (es decir, el espacio de Reinke) permiten la oscilación de la onda mucosa durante la fonación, ya que el epitelio es capaz de deslizarse sobre el espacio de Reinke.

La espiración contra una glotis cerrada produce presión subglótica. Este aire pasa entre los pliegues vocales aducidos y, a través del efecto de Bernoulli, ocasiona vibración de la mucosa de los pliegues vocales, con lo que se emite el sonido. Las anomalías que impiden la aducción completa de los pliegues vocales o interfieren de manera directa con la vibración de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.