Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • La presencia de disfonía, dolor de cuello, hemoptisis y de crepitación sugieren traumatismo laríngeo.

  • El examen de fibra óptica es fundamental para el diagnóstico.

  • La tomografía computarizada (CT, computed tomography) puede ser muy útil.

  • En casos de traumatismo laríngeo considérense lesiones concomitantes.

Generalidades

La laringe tiene tres funciones importantes: respiración, fonación y protección de las vías respiratorias durante la deglución. Dada la importancia de estas acciones, la lesión de la laringe puede ser catastrófica. Aunque el traumatismo laríngeo es relativamente poco frecuente (incidencia de casi un caso en 137 000), es importante que los médicos lo entiendan porque un tratamiento incorrecto puede llevar rápidamente a una morbilidad considerable y a posibles complicaciones (1). Los protocolos para la valoración y tratamiento de estos traumatismos se han estandarizado con el fin de mejorar los resultados en los pacientes. El diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado son esenciales para preservar una laringe funcional.

+
Jewett  BS, Shockley  WW, Rutledge  R. External laryngeal trauma analysis of 392 patients. Arch Otolaryngol Head Neck Surg[Archives of Otolaryngology Full Text]. 1999 Aug;125(8):877–890.  [PubMed: 10448735]

A. Traumatismo laríngeo externo

Existen muchos mecanismos potenciales para traumatismos laríngeos externos. Las causas más comunes incluyen accidentes automovilísticos y el impacto directo de un objeto (lesiones deportivas o agresiones interpersonales). Una causa menos frecuente de traumatismo laringotraqueal cerrado es la estrangulación. También se pueden producir lesiones por tendedero; aunque esto es poco frecuente, son de importancia ya que puede producirse una parálisis bilateral de los pliegues vocales verdaderos (VF, vocal fold) o incluso una separación laringotraqueal.

A pesar de los riesgos antes mencionados, el traumatismo laríngeo es bastante poco frecuente debido a las protecciones anatómicas inherentes. Tanto la posición baja de la mandíbula como la ubicación alta del esternón permiten que solo una pequeña parte de las vías respiratorias queden expuestas y, por lo tanto, sean susceptibles a los traumatismos. En sentido lateral, la musculatura gruesa protege a la laringe y a la tráquea. Si el individuo recibe un golpe desde la parte posterior, la columna vertebral soportará la peor parte de la lesión antes de que se vea afectada la vía respiratoria.

Las lesiones laringotraqueales pediátricas merecen especial mención, ya que la anatomía difiere de la de los adultos y, por lo tanto, conlleva riesgos diferentes. El cartílago laríngeo pediátrico es más flexible y tiene menos probabilidades de fracturarse que el de los adultos porque los adultos suelen tener calcificación cartilaginosa. Además, la laringe tiene una posición particularmente alta en el cuello en los niños en comparación con los adultos, lo que aumenta la protección de las vías respiratorias por la mandíbula. A pesar de estas características ventajosas, es importante recordar que la disminución del tamaño de las vías respiratorias pediátricas puede hacer que estas lesiones sean más peligrosas. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.