Skip to Main Content

CASO DE ESTUDIO

CASO DE ESTUDIO

Una mujer de 43 años de edad acude a consulta por empeoramiento de la rosácea. Al inicio respondió al gel de metronidazol al 0.75% por vía tópica una vez al día con una limpieza excelente del componente papulopustular de su acné rosácea. Recientemente ella ha notado un incremento en el eritema facial persistente. ¿Qué opciones terapéuticas están disponibles?

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades de la piel ofrecen oportunidades especiales para el clínico. La vía de administración tópica es particularmente apropiada para enfermedades de la piel, aunque algunas afecciones dermatológicas responden igual de bien o mejor a fármacos administrados por vía sistémica.

Los principios farmacocinéticos generales que rigen el uso de medicamentos aplicados a la piel son los mismos que los que intervienen en otras vías de administración (véase capítulos 1 y 3). Aunque a menudo se representa como una estructura simple de tres capas, la piel humana es una serie compleja de barreras de difusión (figura 61–1). La cuantificación del flujo de fármacos y excipientes de fármacos a través de estas barreras es la base para el análisis farmacocinético de la terapia dermatológica, y las técnicas para hacer tales mediciones aumentan con rapidez en cuanto a número y sensibilidad.

Figura 61–1

Diagrama esquemático de la absorción percutánea. (Reproducida con autorización de Orkin M, Maibach HI, Dahl MV: Dermatology. New York, NY: McGraw Hill; 1991).

Las principales variables que determinan la respuesta farmacológica a los fármacos aplicados a la piel incluyen:

  1. Variación regional en la penetración del fármaco. Por ejemplo, el escroto, la cara, la axila y la piel cabelluda son mucho más permeables que el antebrazo y pueden requerir menor cantidad de fármaco para obtener un efecto equivalente.

  2. Gradiente de concentración. El incremento del gradiente de concentración aumenta la masa del fármaco transferido por unidad de tiempo, al igual que en el caso de la difusión a través de otras barreras (véase capítulo 1). Por tanto, la resistencia a los corticosteroides tópicos en ocasiones se puede superar mediante el uso de mayores concentraciones de fármaco.

  3. Esquema de dosificación. Debido a sus propiedades físicas, la piel actúa como reservorio para muchos fármacos. Por consiguiente, la “vida media local” quizá sea lo bastante larga como para permitir la aplicación una vez al día de fármacos con vidas medias sistémicas cortas. Por ejemplo, en numerosos padecimientos la aplicación de corticosteroides una vez al día parece ser tan efectiva como múltiples aplicaciones.

  4. Excipientes y oclusión. Un excipiente apropiado maximiza la capacidad del fármaco para penetrar las capas externas de la piel. Además, a través de sus propiedades físicas (efectos humectantes o de secado), los excipientes pueden tener efectos terapéuticos importantes por sí mismos. La oclusión (aplicación de una envoltura de plástico para mantener el fármaco y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.