Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los trastornos del equilibrio son la sensación de caída o desequilibrio asociado con dificultad para caminar o permanecer de pie y pueden originarse de anomalías encefálicas, del cerebelo, de la médula espinal o de nervios periféricos. Las causas comunes incluyen enfermedad de Parkinson, hidrocefalia normotensa, degeneración cerebelosa (p. ej., degeneración cerebelosa alcohólica), apoplejía cerebelosa, insuficiencia vertebrobasilar, deficiencia de vitamina B12, tabes dorsal, diabetes mellitus y déficits sensitivos múltiples. La exploración de los pares craneales, de la función cerebelosa, de la marcha y de la sensibilidad pueden proporcionar indicios críticos para llegar al diagnóstico. Los trastornos de la marcha pueden sugerir enfermedad de Parkinson (marcha arrastrando los pies) o enfermedad cerebelosa (marcha de base amplia). Los déficits sensitivos en un guante y media son típicos de la neuropatía diabética, mientras que la pérdida de la propiocepción sugiere enfermedades de las columnas posteriores (deficiencia de vitamina B12, tabes dorsal y lesiones que causan compresión sobre la médula espinal). En la Figura 14–6 se ilustra el método diagnóstico.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.