Skip to Main Content

Estudio del peciente con delirio o demencia - Caso 1

SÍNTOMA PRINCIPAL

PACIENTE image

El Sr. B. tiene 70 años; hasta ahora se encontraba sano, pero hace cinco días se sometió a una lobectomía superior derecha por cáncer pulmonar epidermoide localizado. En las visitas matutinas, comenta que está en una barraca militar y que está listo para irse a casa.

image ¿Cuál es el diagnóstico diferencial del delirio y la demencia? ¿Cómo se estructuraría el diagnóstico diferencial?

ELABORACIÓN DEL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

El delirio y la demencia son síndromes de disfunción neurológica que se presentan como un “cambio en el estado mental”. Como el término “estado mental alterado” es amplio, puede ser útil la clasificación del cambio como crónico o agudo para luego clasificar los cambios agudos como fluctuantes o no fluctuantes (fig. 11–1). Un paciente cuyo cambio del estado mental es agudo puede tener síntomas fluctuantes o no fluctuantes. Es probable que un paciente con cambio del estado mental agudo fluctuante tenga delirio. Un paciente con un cambio agudo del estado mental, pero estable, puede tener delirio, pero también una lista larga de otras lesiones del sistema nervioso central (SNC) (traumatismo cefálico, infección del SNC, hipoglucemia, accidente cerebrovascular [CVA, cerebrovascular accident] entre otros). El cambio mental crónico se debe a una alteración irreversible en el SNC, como demencia, enfermedad psiquiátrica crónica o lesión prolongada del SNC.

Figura 11–1.

Esquema del cambio en el estado mental.

Por tanto, el delirio y la demencia son síndromes muy distintos. El delirio es agudo, por lo general reversible y casi siempre tiene una causa subyacente no neurológica. La demencia es crónica y pocas veces reversible. La definición de delirio del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5e (DSM-5) es:

  1. Un trastorno en la atención (es decir, menor capacidad para dirigir, enfocar, sostener y desviar la atención) y la consciencia (menor orientación respecto al ambiente).

  2. El trastorno se desarrolla en un lapso corto, representa un cambio respecto a la atención y consciencia basales, y tiende a fluctuar en intensidad durante el curso de un día.

  3. Un trastorno cognitivo adicional (p. ej., deficiencia de memoria, desorientación, lenguaje, capacidad visuoespacial o percepción).

  4. Los trastornos en los criterios A y C no se explican mejor con otro trastorno neurocognitivo preexistente, establecido o en evolución, y no ocurre en el contexto de una disminución grave en el estado de consciencia, como el coma.

  5. Hay evidencia en la anamnesis, exploración física o resultados de laboratorio de que el trastorno es una consecuencia fisiológica directa de otro trastorno médico, intoxicación o abstinencia de sustancias, o exposición a una toxina; también puede deberse a múltiples causas.

El DSM-5 define la demencia como un trastorno neurocognitivo mayor y luego define las múltiples enfermedades subyacentes. La ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.