Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Aunque por lo general los médicos consideran la obstrucción de la arteria carótida en el diagnóstico diferencial de individuos con síncope, éste requiere hipoperfusión cerebral global transitoria, y la obstrucción unilateral de la carótida no provoca síncope. Por lo tanto, la valoración de la circulación anterior no está indicada en el paciente con síncope. Por otra parte, la obstrucción de la circulación posterior puede provocar pérdida transitoria del estado de consciencia al causar isquemia en el sistema reticular de activación. Esto puede ocurrir en el síndrome del robo de la subclavia, insuficiencia vertebrobasilar y oclusión de la arteria basilar. Estos trastornos están casi de manera invariable vinculados con signos o síntomas neurológicos y tienen que considerarse siempre que los individuos presenten síncope y otros síntomas referibles al tronco del encéfalo (p. ej., diplopía, vértigo, ataxia y debilidad) (véase el cap. 14–8 Enfermedad cerebrovascular). Por último, algunas personas con hemorragia subaracnoidea se presentan con síncope. Dichos sujetos de manera inevitable también presentan cefalea grave o confusión. La valoración de emergencia debe hacerse a través de una CT de la cabeza, sin medio de contraste.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.