Skip to Main Content

PRESENTACIÓN DE LIBRO DE TEXTO

La insuficiencia venosa puede ser asintomática o manifestarse solo por venas pequeñas visibles, pero no palpables. En los casos más graves, el paciente tiene venas varicosas grandes y cambios cutáneos que van desde edema a paniculitis fibrosante, hasta ulceración. Los síntomas incluyen plenitud o pesadez, dolorimiento y calambres nocturnos en las piernas. Los síntomas a menudo son más intensos al final del día y en el calor, y en ocasiones se alivian con la elevación.

ASPECTOS SOBRESALIENTES DE LA ENFERMEDAD

  1. Anatomía fig. 17–4.

    1. Las venas safenas superficiales se unen al sistema profundo en la rodilla (vena poplítea) y la ingle (vena femoral).

    2. Las venas perforantes conectan de manera directa las venas safenas y las venas profundas en varios puntos, a lo largo de sus trayectos paralelos.

    3. Las válvulas de las venas previenen el reflujo hacia los pies.

  2. Fisiopatología y epidemiología.

    1. La enfermedad venosa crónica se debe a la hipertensión venosa causada por el reflujo a través de válvulas incompetentes, obstrucción al drenaje venoso o falta de bombeo muscular en la pantorrilla debido a obesidad o inmovilidad.

    2. Se encuentran venas varicosas en 14%–46% de las mujeres y en 11%–29% de los varones.

    3. La prevalencia de cambios cutáneos es de 4%–12%; la prevalencia de úlceras cutáneas, de 1% a 2%.

    4. Los factores de riesgo para insuficiencia venosa incluyen sexo femenino, edad avanzada, obesidad, antecedente de flebitis o trombosis venosa, traumatismo grave en la pierna, embarazo, bipedestación prolongada y talla más alta.

    5. El síndrome postrombótico insuficiencia venosa después de una DVT ocurre en 33% de los pacientes en cinco años; el uso crónico de medias compresivas puede reducir el riesgo.

  3. Clasificación de los cambios cutáneos

    1. Clase 1: telangiectasias o venas reticulares venas subdérmicas no palpables de hasta 4 mm de diámetro.

    2. Clase 2: venas varicosas venas subcutáneas palpables > 4 mm de diámetro.

    3. Clase 3: edema sin cambios cutáneos.

      1. Al principio se presenta solo al final del día, pero puede volverse persistente y masivo.

      2. En un principio puede ser unilateral.

      3. A menudo inicia alrededor del maleolo medial.

    4. Clase 4: cambios cutáneos.

      1. Pigmentación debida a degradación de los eritrocitos extravasados.

      2. Dermatitis por estasis: prurito, exudado, descamación, erosiones y formación de costras.

      3. Lipodermatoesclerosis o paniculitis fibrosante.

        1. Induración, al principio en la parte medial del tobillo, se extiende en toda la circunferencia de la pierna completa, hasta la parte media de la pantorrilla.

        2. La piel está muy pigmentada y fijada al tejido subcutáneo, con edema fornido arriba de la fibrosis y en el pie.

        3. Riesgo alto de celulitis.

    5. Clases 5 y 6: úlceras cicatrizadas o no cicatrizadas.

      1. Casi siempre en la parte baja de la parte medial del tobillo o sobre el trayecto de la vena safena larga o corta.

      2. Nunca por arriba de la rodilla ni en el antepié.

      3. Crónica y recurrente, a menudo dura meses, incluso años.

Figura 17–4.

Anatomía del sistema venoso superficial.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.