Skip to Main Content

SÍNTOMA PRINCIPAL

PATIENT image

La señora T. tiene 80 años y acude al consultorio quejándose de cefaleas durante los últimos tres meses. Ella informa que siempre ha tenido cefaleas leves que nunca la molestaron lo suficiente como para ver a un médico. Este dolor de cabeza ha sido persistente, bilateral, en banda y punzante.

En su presente visita, no informa cambios visuales, ningún traumatismo craneal reciente y ningún déficit neurológico. Ella informa fatiga y dice que ha perdido alrededor de 6.8 kg durante el último mes. Niega síntomas en la mandíbula.

Sus antecedentes médicos son notables por hipertensión para lo cual toma losartán, obesidad mórbida y una masa mamaria que noto dos años antes. Se pensó que la masa tenía baja sospecha de malignidad y la paciente rechazó el tratamiento.

image En este punto, ¿cuál es la hipótesis principal?, ¿cuáles son las alternativas activas? y ¿hay un diagnóstico que no se debe descartar? Ante este diagnóstico diferencial, ¿qué pruebas están indicadas?

RANKING DEL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Esta presentación es preocupante porque la paciente es anciana, tiene una cefalea nueva y ha experimentado pérdida de peso. El diagnóstico diferencial debe considerar estos puntos fundamentales (edad, inicio subagudo y síntomas constitucionales). La persistencia de la cefalea probablemente excluye diagnósticos como hemorragia intracerebral o infecciones. A medida que se exploró el diagnóstico diferencial limitado para este paciente, el sexo y la obesidad del paciente son importantes.

Tanto la arteritis temporal como la malignidad son posibles dada la edad del paciente y la presentación subaguda. La naturaleza punzante del dolor y la pérdida de peso ciertamente podrían ser compatibles con cualquiera de estos tipos de cefaleas. El antecedente de una masa mamaria debe hacer que la enfermedad metastásica sea una consideración real. El hematoma subdural es posible, pero la falta de antecedentes de un traumatismo craneal o el uso de medicamentos anticoagulantes lo hace menos probable. Aunque el diagnóstico de cefaleas tensionales debe darse con extrema precaución en una persona anciana con cefaleas de aparición reciente, la descripción persistente en forma de banda plantea esta posibilidad. Una nueva cefalea en una mujer con obesidad también plantea la posibilidad de hipertensión intracraneal idiopática. Esta enfermedad se observa con mayor frecuencia en mujeres jóvenes. En el cuadro 20–7 se enumera el diagnóstico diferencial.

Cuadro 20–7.Hipótesis diagnósticas de la señora T.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.