Skip to Main Content

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA PULMONAR NORMAL

Desarrollo normal del pulmón

El pulmón adulto normal es un sistema muy complejo de vías respiratorias de conducción y superficies de intercambio de gases. El intestino anterior desarrolla una bolsa ventral que se bifurca de manera progresiva para crear puntos de ramificación (“carinas”) para las vías respiratorias de conducción (bronquios, luego bronquiolos, y conductos alveolares). Las vías respiratorias conductoras se forman durante la fase “seudoglandular”, a las 15 semanas de edad gestacional, y los protoalveolos son evidentes en el mesénquima laxo durante la fase “canalicular” a las 24 semanas de edad gestacional. El mesénquima se excluye o aplana de manera progresiva entre los alveolos en desarrollo, de modo que un pulmón adulto tiene espacios aéreos alveolares consecutivos, separados por un estroma intersticial rico en capilares y elastina.

Al mismo tiempo que se desarrolla la estructura funcional del pulmón adulto, la crítica célula epitelial tipo II madura y comienza a excretar un factor tensoactivo, un detergente natural que rompe la tensión superficial de la fina capa de agua que recubre la pared alveolar. Sin el factor tensoactivo de las células de tipo II, el recién nacido no puede generar suficiente fuerza mecánica para insuflar los alveolos y se fatiga y detiene con rapidez. La probabilidad de que exista deficiencia del factor tensoactivo varía en relación inversa con la edad fetal, de modo que la deficiencia de este factor se produce en más de 50% de los fetos menores de 28 semanas de edad gestacional. La edad fetal a la que 95% de los fetos puede ventilar de manera normal después del parto es de 36 semanas. Los fetos que nacen antes de esa edad se controlan con energía y se tratan sin dilaciones con factor tensoactivo sintético si se observa que tienen atelectasia persistente (colapso del tejido pulmonar) y comienzan a fatigarse.

Anatomía pulmonar adulta

La anatomía del pulmón adulto se describe mejor si se comienza en la laringe y se avanza hacia los alveolos. La tráquea y los bronquios están rodeados por anillos de cartílago casi circunferenciales que evitan el colapso de estas vías respiratorias de gran calibre durante la fase espiratoria del ciclo ventilatorio; estas vías respiratorias muestran cilios superficiales exuberantes y glándulas submucosas que excretan mucina. A medida que se avanza en dirección distal, las vías respiratorias conductoras pierden de manera gradual los anillos de cartílago y las glándulas submucosas; estas vías respiratorias de pequeño calibre se denominan bronquiolos. Al igual que la tráquea y los bronquios, los bronquiolos tienen cilios superficiales exuberantes. Los bronquios y bronquiolos discurren adyacentes a ramas de la arteria pulmonar (PA, pulmonary artery), que es de calibre similar. Los conductos alveolares pierden los cilios cuando se ingresa en los grupos de alveolos en forma de racimos de uva, los sitios de importancia crítica para el intercambio por contracorriente de O2...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.