Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los helmintos (gusanos) son parásitos multicelulares; infectan a un gran número de seres humanos y causan una amplia variedad de enfermedades.

Los fármacos antihelmínticos tienen estructuras químicas, mecanismos de acción y propiedades diversos. Muchos actúan contra parásitos específicos y pocos carecen de toxicidad significativa para las células hospedadoras. Además de la toxicidad directa de los fármacos, las reacciones a los parásitos muertos y moribundos tienen el potencial de causar una toxicidad grave en los pacientes. A continuación, los fármacos se dividen en tres grupos según el tipo de helmintos que más se afectan (nematodos, trematodos y cestodos). En el cuadro 53–1 se muestran los fármacos de elección y los agentes alternativos para determinadas infecciones por helmintos importantes.

image

Cuadro 53–1Fármacos para el tratamiento de las infecciones por helmintos.

FÁRMACOS QUE ACTÚAN CONTRA LOS NEMATODOS

Los nematodos intestinales de importancia médica que responden al tratamiento farmacológico son Enterobius vermicularis (oxiuros), Trichuris trichiura (tricocéfalos), Ascaris lumbricoides (lombrices intestinales), especies de Ancylostoma y Necator (anquilostomas) y Strongyloides stercoralis (lombrices intestinales). Se estima que más de mil millones de personas en todo el mundo están infectadas por nematodos intestinales. Las infecciones por oxiuros son usuales en todo Estados Unidos, y la anquilostomiasis y las lombrices intestinales son endémicas en el sur de ese país. Los nematodos tisulares que responden al tratamiento con fármacos incluyen especies de Ancylostoma, que causan la larva migrante cutánea; las especies de Dracunculus, Onchocerca, Toxocara y Wuchereria bancrofti (la causa de la filariasis) responden al tratamiento farmacológico. El ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.