Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El tracto gastrointestinal cumple muchas funciones importantes: digestiva, metabólica, excretora, endocrina y exocrina; estas funciones son el objetivo de varias clases importantes de fármacos, algunos de los cuales ya fueron comentados. Este capítulo revisa su uso en el sistema digestivo y analiza los medicamentos específicos de este sistema que no se describieron en capítulos anteriores.

image

| Descargar (.pdf) | Imprimir
Términos esenciales para aprender
Antiemético Fármaco que reduce las náuseas y el vómito
Bomba de protones ATP-asa de las células parietales de H+/K+ que usa la energía del ATP para secretar protones en el estómago (figura 59–1); objetivo común final de los fármacos que inhiben la secreción ácida
Enfermedad ácido-péptica Grupo de trastornos que implican erosión o ulceración del revestimiento mucoso del tracto gastrointestinal; incluye enfermedad por reflujo gastroesofágico, úlceras gástricas y duodenales, dispepsia no ulcerosa y gastritis relacionada con el estrés
Enfermedad intestinal inflamatoria Trastorno inflamatorio que implica irritación y ulceración del colon y el recto (colitis ulcerosa) o del colon más partes más proximales del tracto gastrointestinal (enfermedad de Crohn)
Enfermedad por reflujo gastroesofágico Irritación o inflamación del esófago debido al reflujo del ácido gástrico; también conocida como acidez gástrica
Gastroparesia Parálisis de los músculos del estómago y quizá de otras partes del tracto gastrointestinal debido a daños en los nervios o músculos gastrointestinales; usual en la diabetes avanzada y la enfermedad de Parkinson avanzada
Procinético Fármaco que promueve la motilidad gastrointestinal
Síndrome del intestino irritable Enfermedad de origen desconocido caracterizada por episodios de malestar abdominal y función intestinal anómala (diarrea, estreñimiento o ambos)

A. Fármacos utilizados en enfermedades ácido-pépticas

La ulceración y erosión del revestimiento de la porción superior del tracto gastrointestinal son problemas frecuentes que se manifiestan como enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, gastroesophageal reflux disease), úlceras pépticas gástricas y duodenales, y lesión de la mucosa relacionada con el estrés. Los fármacos utilizados en la enfermedad ácido-péptica reducen la acidez intragástrica al alterar los sistemas que controlan la secreción de ácido (figura 59–1), promover la defensa de la mucosa o, en el caso de las úlceras pépticas, erradicar la bacteria Helicobacter pylori, que es detectable en más de 80% de los pacientes con úlceras duodenales.

Figura 59–1

Modelo esquemático del control fisiológico de la secreción de iones de hidrógeno (ácido) por las células parietales gástricas, que son estimuladas por la gastrina (que actúa sobre los receptores de gastrina/CCK-B), la acetilcolina (receptor ACh; M3) y la histamina (receptor de H2). La bomba de protones H+/K+ ATPasa secreta ácido a través de la membrana canalicular de la célula parietal hacia la luz gástrica. La gastrina secretada por las células G antrales en respuesta a los péptidos dietéticos intraluminales actúa de forma directa sobre las células parietales y también estimula la liberación de histamina de las células ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.