Skip to Main Content

MELANOMA

Las lesiones pigmentadas son algunos de los trastornos más frecuentes detectados en la exploración de la piel. El desafío para el médico radica en distinguir lesiones benignas de cáncer de piel melanoma y no melanoma. Ambos han aumentado en frecuencia y el melanoma representa más de la mitad de las muertes por cáncer de piel. El melanoma es un tumor agresivo derivado de los melanocitos, células que producen pigmento y se originan en la cresta neural y migran a la piel, meninges, mucosas, porción superior del esófago y ojos, en cualquiera de estas ubicaciones, los melanocitos tienen la capacidad de transformación maligna, sin embargo, la mayoría de los melanomas se originan en la piel, lo que puede permitir la detección temprana cuando aun la cirugia excisional es curativa. El melanoma cutáneo puede presentarse en adultos de todas las edades y de todas las razas. Ejemplos de melanoma maligno de piel, mucosas, ojos y uñas se muestran en la figura 76–1.

FIGURA 76–1

Tipos de melanoma. A. Melanoma hipomelanótico. B. Melanoma de extensión superficial. C. Melanoma derivado de un nevo. D. Melanoma derivado de un nevo. E. Melanoma nodular. F. Metástasis de melanoma cutáneo en un margen quirúrgico (también conocido como satélites de melanoma cuando se encuentra a < 2 cm del tumor primario y melanoma en tránsito cuando es > 2 cm). G. Melanoma de las mucosas que surge en la vulva. H. Melanoma coroideo con bordes tumorales marcados con puntas de flecha, fotografía en color del fondo de ojo. I. Melanoma acral con signo de Hutchinson en el pliegue ungueal proximal. (Partes A–F and I: cortesía del the Dr. Leonard Swinyer Collection, © Copyright 2020 University of Utah and Oregon Health & Science University. Parte G: cortesía of Dr. Debbie Miller, © Copyright 2022 Oregon Health & Science University [OHSU]. Part H: cortesía of Dr. Alison Skalet, © Copyright 2022 Oregon Health & Science University [OHSU].)

FACTORES DE RIESGO Y EPIDEMIOLOGÍA

Los patrones epidemiológicos que se observan en el melanoma reflejan las características genéticas y biológicas de los melanocitos, así como su respuesta a la radiación ultravioleta. Las características clínicas que aumentan el riesgo de padecer melanoma son: 1) la vulnerabilidad al daño solar (piel blanca o pelirroja, ojos o cabello claro; piel fotodañada; historia personal de exposición a la luz ultravioleta natural o artificial; antecedente de cancer de piel de cualquier tipo); 2) crecimiento anormal de los melanocitos (aumento en el número de nevos, incremento en el tamaño de los nevos, o cambios atípicos en los nevos como asimetría o cambios de coloración); e 3) inmunodepresión (innata, adquirida o inducida por fármacos). En el cuadro 76–1 se resumen los factores de riesgo y el riesgo relativo asociado a estos factores.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.