Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las filarias son gusanos nematodos que crecen en el tejido subcutáneo y los vasos linfáticos. Existen ocho especies que infectan a los humanos (cuadro 233–1); de estas, cuatro de ellas (Wuchereria bancrofti, Brugia malayi, Onchocerca volvulus y Loa loa) son las que causan las infecciones más graves. Las filarias son parásitos que infectan a casi 170 millones de personas en todo el mundo, se transmiten a través de determinadas especies de mosquitos u otros artrópodos y poseen un complejo ciclo vital que incluye la fase de larva infectiva, transportada por los insectos y la de gusano adulto, que vive en el tejido linfático o subcutáneo de los humanos. La descendencia de los adultos son las microfilarias que, dependiendo de las especies, pueden llegar a medir de 200 a 250 μm de longitud y 5 a 7 μm de ancho, estar o no rodeadas de una vaina laxa y circulan por la sangre o migran a través de la piel (cuadro 233–1). Para completar su ciclo vital, el artrópodo vector ingiere las microfilarias que en el curso de una a dos semanas se transforman en nuevas larvas infectivas. Los gusanos adultos son capaces de vivir muchos años, mientras que las microfilarias sobreviven entre tres y 36 meses. Al endosimbionte Wolbachia se le ha encontrado intracelularmente en todas las etapas en Brugia, Wuchereria, Mansonella y Onchocerca y se percibe como un objetivo para el tratamiento quimioterapéutico contra la filariosis.

CUADRO 233–1Características de las filarias

La infección por lo general solo se produce después de la exposición repetida y prolongada a las larvas infectivas. Debido a que las manifestaciones clínicas de las enfermedades producidas por filarias se presentan de una manera relativamente lenta, estas infecciones se deben considerar crónicas, con posibles efectos debilitantes a ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.