Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La nefrología intervencionista es una subespecialidad orientada a los procedimientos con un enfoque en el acceso para diálisis peritoneal y hemodiálisis, por lo general realizados bajo fluoroscopia. La valoración ecográfica del acceso para diálisis es frecuente y algunos médicos realizan una valoración ecográfica renal y de la arteria renal, así como biopsias renales. La creación endovascular de fístulas arteriovenosas (AVF, arteriovenous fistula) se agregó recientemente al espectro de procedimientos; la creación quirúrgica (abierta) de un acceso por parte de nefrólogos se limita a muy pocos centros en Estados Unidos, pero es frecuente en China, Alemania, India e Italia.

Los nefrólogos intervencionistas (IN, interventional nephrologists) casi siempre proporcionan atención al paciente en equipos multidisciplinarios que incluyen nefrólogos clínicos; cirujanos para acceso con formación en cirugía vascular, de trasplante o general; otros médicos intervencionistas (con formación en radiología o cardiología); y coordinadores de acceso en la unidad de diálisis, personal de enfermería y técnicos que participan en la colocación de la aguja. La conservación de las opciones de acceso vascular arterial y venoso de largo plazo es un fundamento de la atención para la nefropatía crónica (CKD, chronic kidney disease), lo que lleva a los IN a sugerir opciones específicas para acceso vascular (catéteres de diámetro pequeño introducidos en túnel en lugar de catéteres centrales de inserción periférica [PICC, peripherally inserted central catheters]) y dispositivos cardiacos (paso de derivación epicárdica en lugar de endovascular).

HISTORIA

La historia del acceso vascular para la hemodiálisis está muy ligada a la historia de la diálisis. Los primeros tratamientos de hemodiálisis en seres humanos se realizaron en 1924 usando agujas de vidrio para tener acceso a la arteria radial y regresar la sangre a la vena cubital. En 1943 se usó un “riñón de tambor rotatorio” para dializar a una empleada doméstica de 29 años de edad con CKD mediante la exposición quirúrgica de diferentes arterias hasta que se agotaron los sitios de accesos después de 12 tratamientos. La dificultad del acceso vascular repetido impidió que la diálisis se convirtiera en un método sistemático para el tratamiento de la CKD hasta el desarrollo de un cortocircuito arteriovenoso de Teflón y luego el desarrollo de un acceso arteriovenoso autógeno (fístula arteriovenosa, AVF) mediante anastomosis laterolateral entre la arteria radial y la vena cefálica en la muñeca (fístula de Cimino). Las estrategias basadas en catéter para el tratamiento de remplazo renal (RRT, renal replacement therapy) crónico se diseñaron por primera vez en 1961 para la hemodiálisis y en 1968 para la diálisis peritoneal, ambas con manguitos de fieltro de Dacrón como protección contra la infección.

Las ciencias de los materiales han continuado evolucionando para el desarrollo de injertos que se usan en la hemodiálisis. En 1972 se usó un injerto biológico de arteria carótida de bovino modificada, seguido por el empleo de injertos expandidos de politetrafluoroetileno (ePTFE) en 1976 y, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.