Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Radiografía de la prótesis de reemplazo de rodilla, vistas frontal y lateral.

Zephyr/Getty Images.

RECUERDA QUE

  • La comprensión de la anatomía y la función de las articulaciones requiere familiaridad con los nombres de los principales huesos del cuerpo humano (consúltese el cuadro 8.1 y la fig. 8.1).

  • El entendimiento de la acción articular también requiere conocimientos de las características superficiales de los huesos, sobre todo de las superficies articulares de los huesos de las extremidades, descritas en el capítulo 8 y enumeradas de manera general en el cuadro 8.2.

  • Los movimientos de las articulaciones se describen usando como referencia los planos anatómicos básicos definidos en el atlas A, figura A.1.

Las articulaciones unen los huesos del sistema óseo en un todo funcional (un sistema que da sostén al cuerpo, permite el movimiento eficiente y protege los órganos más blandos). Las articulaciones como las de hombros, codos y rodillas son muestras notables de diseño biológico, ya que cuentan con lubricación autónoma, carecen casi por completo de fricción y pueden soportar grandes pesos y compresión mientras ejecutan movimientos suaves y precisos (fig. 9.1). Sin embargo, para otras articulaciones es igual de importante tener una menor movilidad o incluso ser inmóviles. Estas articulaciones tienen una mejor capacidad para soportar el cuerpo y proteger órganos delicados. La columna vertebral, por ejemplo, solo tiene un movimiento moderado, porque debe permitir la flexibilidad del torso y al mismo tiempo proteger la delicada médula espinal y soportar buena parte del peso corporal. Los huesos del cráneo deben proteger al cerebro y los órganos de los sentidos, pero no deben permitir el movimiento (excepto durante el parto); por tanto, se mantienen fijos mediante articulaciones inmóviles, denominadas suturas, que se estudian en el capítulo 8.

FIGURA 9.1

Flexibilidad articular.

Rubberball/Erik Isakson/Getty Images.

En la vida cotidiana, somos mucho más conscientes de las articulaciones de las extremidades porque son las que se mueven con mayor libertad, y es en estas donde nos resentimos más cuando somos afectados por enfermedades discapacitantes como la artritis. Gran parte del trabajo de los fisioterapeutas se concentra en la movilidad de las extremidades. En este capítulo, se revisan todos los tipos de articulaciones, desde aquellas casi inmóviles hasta las que tienen mayor movimiento, pero se pone énfasis en estas últimas. Esta revisión de la anatomía y los movimientos articulares proporciona una base para el estudio de las acciones musculares en el capítulo 10.

9.1 ARTICULACIONES Y SUS CLASIFICACIONES

Resultados del aprendizaje

Cuando hayas completado esta sección, podrás:

  1. Explicar qué son las articulaciones, su nomenclatura y sus funciones.

  2. Designar y describir las cuatro categorías principales de articulaciones.

  3. Describir los tres tipos de articulaciones fibrosas y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.