Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las lesiones son la causa más importante de pérdida de años de vida potencial antes de los 65 años. El homicidio y los accidentes en vehículos motorizados son la principal causa de muerte relacionadas con lesiones en adultos jóvenes y las caídas accidentales son la causa más común de muerte relacionada con lesiones en adultos de edad avanzada. Aproximadamente una tercera parte de todas las muertes por lesiones incluyen un diagnóstico de traumatismo craneoencefálico, que se ha asociado con incremento en el riesgo de suicidio. Otras causas de muerte relacionadas con lesiones incluyen exposición accidental a humo, fuego y llamas.

Aunque las muertes por accidentes en vehículos motorizados han disminuido en Estados Unidos, ha habido un incremento en los accidentes en vehículos motorizados relacionados con distracción al conducir (por el uso de teléfonos móviles, enviar mensajes de texto, consumir alimentos). La evidencia sugiere que el uso de fármacos para dormir (como zolpidem) casi duplica el riesgo de accidentes en vehículos motorizados. Los médicos deben analizar este riesgo cuando se elijan medicamentos para inducir el sueño. Para conductores de 16 y 17 años de edad, el riesgo de accidentes letales se incrementa con el número de pasajeros.

Los varones de 16 a 35 años se encuentran en riesgo especialmente alto para lesiones graves y muerte por accidentes y violencia, y los individuos de origen latinoamericano y de raza negra tienen el mayor riesgo. Las muertes por arma de fuego han alcanzado niveles epidémicos en Estados Unidos. Tener un arma en el hogar incrementa la probabilidad de homicidio en casi tres veces y de suicidio en cinco veces. Se ha encontrado que la capacitación de los médicos para el reconocimiento y tratamiento de la depresión y para restringir el acceso a métodos letales reduce la tasa de suicidios.

Además, los médicos deben intentar educar a sus pacientes sobre el uso obligado de cinturones de seguridad y cascos de seguridad, sobre el riesgo de utilizar teléfonos móviles o enviar mensajes de texto al conducir y consumir bebidas y conducir o bien, el uso de otros productos tóxicos (incluida la marihuana) o el consumo de benzodiazepinas de acción prolongada y después conducir y sobre los riesgos de tener armas en el domicilio.

Los médicos tienen una función crítica en la detección, prevención y tratamiento de la violencia intrafamiliar (véase cap. e6). La USPSTF recomienda la detección de mujeres en edad fértil en busca de violencia intrafamiliar y de referir a estas mujeres a servicios de intervención cuando sea necesario. La inclusión de una pregunta simple en el interrogatorio médico: “¿En algún momento su pareja la ha golpeado, pateado o lastimado físicamente de cualquier forma?” Puede incrementar la identificación de este problema común. La valoración del abuso y ofrecer el envío a recursos comunitarios crea la posibilidad de interrumpir o prevenir la recurrencia de violencia doméstica y los traumatismos relacionados. Siempre que sea ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.